• París |
  • |
  • |
  • AFP

El choque entre Rusia y Portugal (Grupo F) es el partido más atractivo de la tercera jornada de la fase de clasificación europea para el Mundial de Brasil-2014 que se disputa este viernes, en la que la vigente campeona, España, tiene un desplazamiento complicado a Bielorrusia.

Después de que tanto Rusia como Portugal ganaran sus primeros partidos, el enfrentamiento entre las dos selecciones más potentes del Grupo F tiene aires de pequeña final ya que en la fase de clasificación europea sólo llegan de forma directa al Mundial las nueve ganadoras de grupo. Las ocho mejores deberán disputar una eliminatoria.

A pesar de sus éxitos en las repescas de noviembre de 2009 y de 2011, para el Mundial de 2010 y de la Eurocopa 2012 respectivamente, Portugal busca la clasificación directa y evitar el sufrimiento de jugárselo todo a un carta en el último momento.

Paulo Bento, el seleccinador portugués, podrá contar con Cristiano Ronaldo, que se dañó el hombro en el Barcelona-Real Madrid del pasado domingo (2-2).

En el banquillo contrario, el italiano Fabio Capello ha vuelto a dejar fuera de la convocatoria al mediapunta del Arsenal Andrei Arshavin, que se enfrentó a aficionados rusos después de la eliminación de la selección en la pasada Eurocopa.

El caso de España

La vigente campeona del mundo, España, se enfrenta a Bielorrusia con el aviso que supuso la victoria por la mínima ante Georgia en su primer partido del Grupo I, sin perder de vista el siguiente y decisivo choque ante Francia, el 16 de octubre en el Vicente Calderón de Madrid.

En el equipo español el principal problema es la defensa ya que los barcelonistas Carles Puyol y Gerard Piqué, la dupla titular en el Mundial de Sudáfrica 2010, son baja por lesión.

Los candidatos para ocupar este puesto son los mediocentros Sergio Busquets y Javi Martínez, además del central Raúl Albiol.

Francia, a la que esta jornada le toca descansar debido a que en el grupo I sólo hay cinco selecciones, jugará un amistoso con Japón en el Stade de France.

En el grupo C, Alemania, que todavía sufre las consecuencias de la decepción que supuso la eliminación contra Italia en semifinales de la pasada Eurocopa, se enfrenta en Dublín a Irlanda, dirigida por el veterano preparador italiano Giovanni Trapattoni.

El grupo dirigido por Joachim Low viajará después a Berlín para verse las caras con Suecia, con el peligro que supone tener enfrente a Zlatan Ibrahimovic, nueve goles en ocho jornadas con el París Saint-Germain a pesar de repetir que sigue sin estar al 100 por 100 de sus posibilidades.

Precisamente Italia, verdugo de Alemania el pasado verano y subcampeona de Europa, recuperará a Mario Balotelli después de su intervención para solventar sus problemas visuales, y no debería tener demasiados problemas ante la modesta Armenia en el grupo B.

Holanda, que juega ante Andorra en el Grupo D e Inglaterra, que lo hace ante San Marino en el H tampoco deberían tener ninguna dificultad.

En el Grupo A Bélgica, liderada por la joven estrella Eden Hazard, se desplaza al 'Pequeño Maracaná' de Belgrado pra verse las caras contra Serbia en una llave que debería empezarse a clarificar ya que tanto estas dos selecciones como Croacia tienen cuatro puntos.

Finalmente, en el grupo E Suiza recibe a Noruega y en el G Grecia recibe a Bosnia.