• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • EFE

Las principales animadoras del fútbol del Viejo Continente saldaron con éxito sus compromisos de la fase de clasificación para el próximo Mundial, en Brasil 2014, mientras Portugal salió malparada de su visita a Rusia, donde se ahogó frente a la estrategia del preparador italiano Fabio Capello.

España, Alemania, Italia, Holanda e Inglaterra dieron un paso más en el trayecto mundialista y acentuaron su condición de favorita, que aspiran a refrendar en el siguiente capítulo, el del próximo martes.

Portugal padeció su primer revés en la ronda clasificatoria. El cuadro luso, liderado por Cristiano Ronaldo, fue incapaz de sobreponerse al tempranero gol, en el minuto 6, del atacante del Zenit San Petersburgo Alexandr Kerzhakov.

Mientras, España dio un golpe de autoridad en Minsk. Impuso su aplastante superioridad en Bielorrusia 4-0, con un recital de Pedro Rodríguez, que cerró el choque con un triplete. Finlandia y Georgia, también el Grupo I, empataron a un tanto.

Alemania sumó en Dublín su decimotercera victoria consecutiva en fases de clasificación. Se dio un festín ante la República de Irlanda. Los dos tantos de Marco Reus en la primera parte encarrilaron la goleada, completada con los de Mesut Özil, de penalti, Miroslav Klose y dos de Toni Kroos 6-1 a la espera del partido el martes contra Suecia, que sufrió ante las Islas Feroe 2-1 y que logró los tres puntos en el tramo final gracias a un gol de Zlatan Ibrahimovic. Kazajistán y Austria empataron sin goles.

Italia cumplió sin brillantez y ganó a domicilio a Armenia 3-1. Los goles de Andrea Pirlo, de penal, de Daniele De Rossi y el oriundo argentino Pablo Osvaldo. Dinamarca y Bulgaria igualaron 1-1. La República Checa, que ganó a Malta 3-1, es ahora la segunda del Grupo B.

Holanda disfrutó de un trámite ante Andorra 3-0, con Rafael van der Vaart, Klaas Jan Huntelaar y en la segunda parte, Ruben Schaken.

Inglaterra rentabilizó la debilidad de San Marino para golear 5-0. Los dobletes de Wayne Rooney, uno de penalti y de Danny Welbeck, junto al tanto de Alex Oxlade-Chamberlain, estimularon al equipo de Roy Hodgson.

Grecia, en el Grupo G, fue incapaz de ganar a Bosnia, mientras en el A, Serbia salió malparada de la visita de Bélgica, que ganó por 3-0, mientras Croacia se impuso en Macedonia 2-1 y Gareth Bale, con sus dos goles, dio la vuelta a la situación y la victoria para Gales en el choque ante Escocia 2-0.