•  |
  •  |
  • END

La tercera base de los Senadores de Harrisburg en Doble A, Ofilio Castro, se ve más fuerte que otros años, pero un detalle quizá menos perceptible aunque más valioso, es que parece más consciente que nunca de lo que necesita mejorar para pelear su ascenso a las Grandes Ligas.

Ofilio llegó ayer a los entrenamientos de la Pre, siendo el mismo: dispuesto a trabajar al máximo para ganarse el puesto pese a que no cabe duda de que es de los titulares. Asimismo, como siempre, fue sincero en sus consideraciones del por qué cree no le dieron el chance los Nacionales de Washington este año.

“Siento que hice mi trabajo para que me subieran pero fue decisión de ellos (Nacionales), llegaron tres jugadores de cuadro en cambio y creo que ésa era mi oportunidad. Pero no estoy desesperado, porque tuve una gran temporada, lo único en que debo enfocarme es en tratar de que cuando llegue a las Mayores, lo haga para quedarme”, explicó Ofilio a EL NUEVO DIARIO.

El nica tuvo momentos excepcionales desde que arribó al spring training con los Nacionales, donde causó buena impresión pero lo enviaron a Clase A fuerte con Potomac, luego lo movieron a Doble A con el Harrisburg y tuvo algunos partidos en Triple A, pero terminó, a tambor batiente con los Senadores.

“Demostré que mi guante ha sido vital en mi carrera. Me calificaron en la revista Baseball America el mejor tercera base defensivo de la Liga pero además era necesario mejorar en mi bateo y creo que lo logré. Tuve 39 ponches en casi 400 turnos en Doble A”, argumenta.

“Pero es muy importante que siga trabajando día a día en el bateo, ésa es mi prioridad. Este año me sentí mejor con las rectas adentro que tantos problemas me daban, jugué más agresivo en el plato y estoy más claro que nunca que debo trabajar siempre en el bateo porque el jugador que batea tiene un puesto en el line up”, comentó Ofilio.

Castro no viajará con la Preselección a Guatemala para los partidos de fogueo que sostendrá el equipo con los chapines, pero continuará trabajando con el coach Julio Sánchez, al igual que lo hará Douglas Argüello.

“Será importante el torneo en Venezuela para la Selección Nacional conseguir el cupo al Mundial, pero también será clave para mí porque estoy haciendo contactos para jugar en la Liga Profesional de ese país, y lo mejor sería lucir en el torneo para despertar más interés a los equipos”, subrayó.

“Es necesario mantenerme en forma para llegar lo mejor posible al spring training y esperar ese chance de subir en el resto de la temporada, que confío en Dios se me dé, y estar listo para ese momento”, concluyó.