•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¿Qué era lo factible? Una goleada desproporcionada por parte del equipo de Vilanova. Olvídense, el Deportivo La Coruña, nunca tiró la toalla y contragolpeó con los goles de Pizzi (penal) y Begantiños. Así que a los 37, la pizarra estaba 3-2, y fue necesario un gol con pierna derecha de Messi, para que el Barsa se retirara al descanso con ventaja de 4-2 y el partido echando humo.

Gol de Pizzi a los 47, con mucho efecto, acercó al Deportivo 4-3 haciendo sonar los timbres de alarma a la orilla del alterado Vilanova, pero Messi otra vez, entrando al área y definiendo con zurda, amplió 5-3 a los 76, gol de mayúscula utilidad porque permitió al Barsa, batallando con 10 hombres desde el minuto 49 por la segunda amarilla a Mascherano, absorber el lamentable autogol de Jordi Alba, apretando las cifras 5-4 a los 79 y el rancho ardiendo por la presión del equipo de La Coruña.

La victoria, le permite al Barsa seguir al frente con 22 puntos de los 24 disputados, y al argentino Lionel Messi, tomar ventaja de dos goles (11-9) sobre Cristiano Ronaldo, quien marcó de penal contra el Celta, en la victoria del Real Madrid por 2-0, alineando a Kaká, Ozil y Modric, y utilizando más el toque como recurso.

Gonzalo Higuaín consiguió un golazo, casi sin ángulo en el minuto 12, y el Madrid, sin necesidad de pisar el acelerador a fondo, construyó una victoria tranquila, manteniéndose a 8 puntos del Barcelona. Kaká, que no lució como lo ha hecho en dos amistosos con Brasil, fue reemplazado por DiMaría al iniciarse el segundo tiempo.