Osman Rosales Cruz
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

No son invencibles, pero han sido habilidosos para vender esa impresión en el despegue de la temporada. Los Orientales han dejado plasmado su orgullo sobre el terreno, amparados con esa capacidad de pelea que ayer los guió a una victoria con pizarra de 6x4 frente a León, que sigue sumergido en el último peldaño con 2-6.

Para la tropa que dirige Hubert Silva significó su séptimo triunfo en esta VIII Liga Profesional, que los mantiene con firmeza en la cúspide.

Los melenudos primero arañaron en la parte alta de la segunda entrada, encabezados por cuadrangular con uno a bordo del estadounidense Zane Chávez, mientras Dwigth Britton con metrallazo produjo la otra. Todo ese daño contra los disparos del zurdo y abridor de los sultanecos, Mario Peña, quien al final salió sin decisión.

La rebelión de los Orientales llegó en el fondo del quinto, cuando el feroz artillero Francisco Santana puso a bailar la esférica al otro lado de la barda. Con la espada en el cuello de los metropolitanos, en el sexto un fly de sacrificio por el bosque izquierdo de Renato Morales trajo al home a José Pineda para empatar la pizarra a 3 carreras.

No obstante, la riposta leonesa no se hizo esperar, en el séptimo recuperaron la ventaja después que Jimmy Mojica se embasó por error de la tercera base, llegó hasta la antesala por infieldhit de Dwight Britton y pisó el pentágono por metrallazo de Joseph Weik.

Una vez más, los Tiburones sacaron su dentadura con dos anotaciones remolcadas por sencillo de Leivi Ventura y cerraron con la sexta en el octavo inning producto de cañonazo de Jimmy González.

Ganó el partido Carlos Pérez Estrella (2-0), salvamento de Eduardo Sierra (3) y derrota a cuentas de Wilder Rayo (0-3).