•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Por tercera salida al hilo con los Cardenales de Lara, en Venezuela, Erasmo Ramírez aún no recupera la ferocidad que lució con los Marineros de Seattle en el cierre de la campaña en Grandes Ligas. Anoche, el rivense víctima de una pifia y dos hits, admitió par de carreras en el tercero, que aunque sucias, le dieron ventaja a los Caribes de Anzoátegui 2x0 hasta el cuarto inning cuando se suspendió el duelo por problemas de energía en el Estadio “Chico Carrasquel” en Puerto La Cruz.

Antes de eso, Erasmo pasó apuros en el primero por hit de Luis Durango, quien luego que fallara en línea Niumar Romero, se fue en robo y llegó hasta tercera por error del receptor en tiro. Pero Ramírez ponchó a Alexi Amarista y pese a que le dio base a Jake Goebberte, dominó a José Castillo y salió del problema.

En el segundo abrió con ponche a Gerardo Ávila pero le dio hit Gorkys Hernández. Después en un batazo por segunda de Eduardo Escobar, el intermedista de Lara no sacó a nadie y quedaron corredores en las esquinas. Escobar se robó la segunda y todo quedó servido para que una rola de José Gil empujara la primera y con un infieldhit por el propio Erasmo de Luis Durango pusiera el marcador 2x0. Luego en el tercero, permitió su cuarto hit de su labor, salido del madero de Niumar Romero pero ponchó a Amarista y Goebberte, y cerró con otra rola de José Castillo.

En el cuarto, con el abridor de los caribeños, José Álvarez de la organización de los Marlins, tenía sin hit ni carrera a los Cardenales hasta el cuarto con un out, instante en el que se fueron las torres del estadio. Erasmo quedó con tres episodios de dos carreras sucias, cuatro imparables y cuatro ponches. Mejoró su efectividad a 3.60 por cuatro limpias en 10 entradas pero estaba sufriendo su segundo revés en la liga venezolana.