•   GLASGOW, Reino Unido  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Barcelona perdió 2-1 en su visita a un defensivo y ordenado Celtic de Glasgow, este miércoles en la cuarta jornada del grupo G de la Liga de Campeones, y no pudo sellar su clasificación matemática para los octavos de final.

El primer tanto del partido lo consiguió el keniano Victor Wanyama, de cabeza en el 21, y el Barça no pudo sobreponerse en el Celtic Park, pese a llevar la iniciativa y sus repetidas llegadas a los dominios de Fraser Forster. En la recta final, Tony Watt (83) amplió distancias y el argentino Leo Messi maquilló la derrota en el 90+1.

Hasta ahora, el líder de la Liga española había ganado sus tres partidos disputados en esta competición y parecía tener en su mano el pase a la siguiente fase, para el que tendrá que esperar.

El Barça sigue líder, con 9 puntos, y el Celtic consolida su segunda posición, con 7 unidades. Por detrás está el Benfica, con 4, mientras que el Spartak de Moscú cierra, como colista con 3.

Messi pudo al menos brindar un tanto a su hijo Thiago, nacido el viernes, aunque la derrota del equipo hizo que en la dedicatoria únicamente se llevara un instante el dedo pulgar a la boca, en un gesto tímido.

El Celtic ya había estado cerca de amargar al Barça en su partido de la tercera jornada en el Camp Nou, donde los azulgranas se impusieron por 2-1, pero con un tanto de Jordi Alba en el descuento final.