• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Darle forma a un equipo teniendo pocos días a los jugadores y sin el fogueo necesario, se está convirtiendo quizá en el mayor obstáculo para que el mentor Denis Martínez tenga claro el rol de cada lanzador y la alineación adecuada para el Pre- Clásico, que despega para Nicaragua contra Colombia el 16 de noviembre en Panamá.

Hace tres días, el “Chirizo” explicó que el prospecto de los Cardenales, Johnny Polanco era casi seguro el rematador de la selección para este torneo. Pero ayer tras una sesión de más de cuatro horas, con juego incluido, en el que se ponchó dos veces Everth Cabrera ante Douglas Argüello y Gustavo Martínez, Denis rectificó y expresó que el puesto de cerrador le corresponderá a Juan Carlos Ramírez.

Con esa decisión, Juan Carlos es descartado entre los abridores para asegurar su puesto como rematador.

“Vamos a aprovechar que ha tenido de relevista con la organización de los Filis y en la liga de Venezuela donde está jugando. Es la función que cumple y creo que es lo mejor utilizarlo donde ha mostrado talento para desempeñarse”, dijo Denis.

Entonces, si está fuera Juan Carlos entre los abridores, la pregunta obligada es quién el segundo luego que Erasmo Ramírez enfrente a Colombia.

Según declaraciones de Denis, las flechas apuntan a que Edgar Ramírez sea el principal candidato para ese puesto por cómo se ha referido del talento del lanzador de la organización de los Mets.

“Hasta que tengamos una idea clara de nuestros rivales podremos definir la alineación del equipo, por lo pronto, Cabrera es el primer bate contra cualquiera, el resto lo definimos de acuerdo a las características del pitcher abridor. Igual el segundo abridor nuestro lo definiremos de acuerdo al rival que nos toque enfrentar”, agregó Denis.

Pero después de exponer sus razones del por qué tiene dudas sobre cómo definir su alienación y los roles en el pitcheo, era inevitable cuestionar a Denis sobre el por qué dejó fuera Elvin Orozco, a pesar que ha sido unos de los pocos que ha tenido grandes actuaciones contra equipos tan fieros como los cubanos.

“En el Pre-Clásico pesa mucho la cantidad de pitcheo que haga en cada salida y no es posible que alguien que hace hasta treinta pitcheos por entrada pueda alcanzar. Teníamos que dejar gente más efectiva con sus envíos porque si no Orozco nos podría servir una vez y después tenía que descansar demasiado. No nos podíamos dar ese lujo por eso lo descartamos”.

La Selección descansa hoy y hará su última sesión de entrenamiento mañana (9:00 a.m.) en el Estadio Nacional pues se marcha este martes a Panamá.