•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Denis Martínez no es de los que se guarde palabras cuando considera correcto hablar. Ni siquiera cuando se trata de estar metido en el mayor reto que haya tenido Selección Nacional alguna, ahora con su participación en el clasificatorio al Clásico Mundial.

“No tenemos excusa, hemos hecho el trabajo en el tiempo que hemos tenido. Y no hay nada que cambiar, que sí no está Padilla, si no está Wilton, eso es pasado. Así estamos y con esta gente debemos pelear, y estoy convencido que este grupo está listo para ganar este cupo en Panamá”, dijo Denis con una determinación casi religiosa. Sin embargo, lo que ha tenido que pasar antes de llegar a este momento, a solo dos días del primer duelo en el Pre-Clásico, no ha sido nada difícil para el mentor.

“Se me ha criticado porque no se dejó a Álvaro y Elvin Orozco por su trayectoria, por lo que hicieron y quedó Ricky. Pero no puedo darme el lujo de tener a gente por lo que hizo en el pasado y no verlos bien en este instante en la selección, y aún así tenerlos, no podía. Se mantuvo la gente que mejor lució y con ellos debemos pelear el cupo y esa es mi responsabilidad, dirigirlos de la mejor forma para ese propósito”, agregó Denis.

Martínez ha sido un hombre que casi toda su vida ha estado alrededor de un campo de juego, pero nada es igual en esta nueva experiencia. “Como pitcher tenía las cosas en mi control, me preparaba física y mental para enfrentar a cada equipo, decidía qué hacer para mejorar. Como manager trato de usar todos mis conocimientos para guiar al grupo, pero ellos son los que tienen la última palabra en el campo”, agrega el “Chirizo”.

Pero con este grupo las cosas son diferentes, “aquí todos mostraron una disposición enorme por trabajar, por dar lo mejor de ellos, y en eso, y en el trabajo que hicimos es que me siento seguro para decir que vamos a ganar el cupo”.

“Estoy claro que si no lo logro seré el centro de las críticas. Y por eso siempre tengo en mente una frase que se dice mucho en Estados Unidos, ‘te contratan para despedirte’ y nadie está exento, simplemente vamos a trabajar duro para sacar el sueño que llevamos todos en clasificar al Clásico. Si lo logro sé que me dirán el genio, ojalá no me lo digan pero me sentiría feliz con hacer un gran torneo y eso será clasificando a Nicaragua al Clásico”.