•   RIAD  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Argentina y su estrella Lionel Messi no pudieron marcar en su visita a Arabia Saudí (0-0), este miércoles en un amistoso en Riad, en el que la albiceleste decepcionó con un partido flojo y un juego sin inspiración, ante un adversario muy inferior sobre el papel.

Messi fue la gran estrella de la albiceleste durante su corta estancia en el país árabe y fue sin duda el jugador que más expectación había suscitado, pero no pudo deleitar al público local con un gol ni con su magia habitual.

Se queda por lo tanto con 76 tantos marcados durante este 2012, a nueve del récord del alemán Gerd Müller, y no consiguió establecer una nueva plusmarca de número de goles en un año con la camiseta argentina, quedándose con los 12 que comparte con el recordado ariete Gabriel Batistuta, 'Batigol'.

Arabia Saudí plantó cara e incluso vio cómo le anulaban un tanto, de Yasir Al Shahrani en el 29 por fuera de juego. En el descuento final, Sergio Agüero fue derribado dentro del área, pero el árbitro decretó falta fuera (90+2).

"Fuimos un equipo espeso, nos faltó chispa. Hemos perdido muchas pelotas", dijo justo tras el partido Pablo Zabaleta.

"Argentina mereció ganar el partido, pero es cierto que Arabia hizo más de lo que esperábamos", apuntó el técnico Alejandro Sabella, que deseó que la experiencia sirva para extraer "conclusiones" con las que progresar.

Este partido pretendía servir a Argentina para preparar sus próximos compromisos en las eliminatorias mundialistas de Brasil-2014, en marzo contra Venezuela en Santa Fé (día 22) y en La Paz ante Bolivia (26). Los campeones mundiales de 1978 y 1986 comandan el grupo único de la zona sudamericana.