•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Erasmo Ramírez demostró una vez más su compromiso con Nicaragua. Llegó el miércoles por la noche a Panamá, entrenó y se declaró listo para abrir hoy ante Colombia.

“Para mí es especial estar con Nicaragua en un Mundial, porque aunque este es Pre Clásico, pero igual es como un Mundial. Estoy tranquilo, alegre y súper contento, mi idea es no defraudar a nadie, demostrar que venimos a dar la lucha, a dar el todo por el todo”, dijo Ramírez.

Erasmo realizó 15 lanzamientos en el bullpen, con el cátcher Juan Blandón, quien será el designado para recibir los pitcheos al joven lanzador de los Marineros de Seattle.

“Estaba con el cátcher de bullpen, pero pregunté por el cátcher de mañana (hoy), Blandón creo, y lo llamaron para que viera qué tipo de lanzador soy. Qué pitcheos, cómo rompen. La idea era tirar un bullpen corto, pero rápido”, agregó el abridor nacional.

¿Cómo fue el entrenamiento de hoy?

“Todo bien, me siento súper, estaba soltando un poco, ayer (miércoles) no pude soltar porque vine tarde. Me sentí tranquilo, el brazo recuperado y el control está ahí, tengo la zona bajita y eso es bueno”.

“Trabajé más en controlar mis pitcheos, saber cuál está funcionando. Lanzar en la zona baja, que es lo que siempre me dicen”.

Respecto al trabajo en Venezuela, donde no tuvo un buen desempeño, Ramírez señaló que “estar en Venezuela me ayudó, a pesar de tener problemas, pero es parte de lo que estaba trabajando, los pitcheos quebrados y no usar mucho mi recta. Tuve la mala suerte que golpeaban fuerte la bola, pero son cosas que uno tiene que ir aprendiendo, si te pasa en un juego, no repetir en el siguiente”.

 

¿No estabas preocupado por el desempeño?

“Preocupado sí estaba, porque no me gusta lucir tan mal, no me gusta llegar a un equipo y no ayudar, llegar a hundirlo. Lastimosamente se dieron cosas, pero uno tiene que estar listo para todo, malos días, malas temporadas y seguir trabajando fuerte”.

 

¿Hay presión para el partido ante Colombia?

“Siempre la hay, lo único es que no tengo que estar tan cerrado pensando en eso, sino relajarme y pensar que es un juego más. Es un equipo fuerte y tengo que respetar a todos los bateadores y no menospreciar a nadie; debo enfocarme y estar listo”.