•   Lisboa  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El entrenador del Real Madrid, el portugués José Mourinho, confía en ganar una nueva Liga de Campeones, aunque advierte que si no lo logra, su carrera seguirá igual de rica y él continuará sintiéndose realizado.

"Hay tantos entrenadores buenos que nunca ganaron una 'Champions', que si no gano una más, mi carrera continuará rica y me seguiré sintiendo completo como persona", declaró Mourinho en la entrevista-documental que le dedica el canal luso TVI, titulado "O toque de Mourinho" ("El toque de Mourinho").

El técnico luso, nacido en Setúbal en 1961, aseveró, no obstante, que aún le quedan muchos años de carrera para conseguirlo e insistió que desearía completar su palmarés con otra 'Champions', la tercera lograda en tres países distintos, hito que apenas ostenta el futbolista holandés Clarence Seedorf (Ajax, Real Madrid y Milan).

"Si pudiese ganar la tercera 'Champions' con un club diferente, de la misma manera que ahora soy el único entrenador en haber ganado tres campeonatos como el inglés, italiano español, si puedo (...) me gustaría hacerlo", constató el entrenador.

'El toque de Mourinho', realizado por el periodista portugués Henrique Mateus, repasa en 50 minutos inéditas historias asociadas a los veinte títulos obtenidos en su última década como entrenador principal, en la que dirigió al Oporto (2002-2004), Chelsea (2004-2007), Inter de Milán (2008-2010) y Real Madrid.

Halagos a las aficiones del Chelsea y del Inter, anécdotas durante la celebración de sus títulos y la maldición de los penaltis fueron algunos de los temas tratados en el documental, grabado en el centro de entrenamiento de Valdebebas y en el estadio Santiago Bernabéu en apenas dos días.

Mourinho evocó la tanda de penaltis en las últimas semifinales de la Liga de Campeones ante el Bayern de Múnich y se preguntó cómo hubo jugadores que fallaron en aquélla ocasión cuando normalmente de diez intentos marcan nueve.

"He pensado sobre eso. No puedo pensar que la suerte juega un papel tan crucial. Alguna cosa se puede mejorar, pienso qué sí hay cosas para mejorar", refirió al tiempo que señaló en tono de broma que los penaltis serían exitosos si fuese él a lanzarlos o a pararlos.

Recordó también la importancia que tuvo vencer la Supercopa del 2012 al Barcelona, un triunfo que permitió a Mourinho haber levantado los tres títulos españoles (la Copa del Rey del 2011 y la Liga del 2012).

Fue "quebrar un tabú. Muchos pensaban que el Real Madrid puede ganar una final al Barca, pero al Barca no se le puede ganar en dos partidos. Ganó y ganó bien. Significó también que se completaba un ciclo del equipo", arguyó.

El técnico portugués evocó además el partido liguero del pasado abril entre Real Madrid y Barcelona, que decidió la Liga para el lado de los merengues (1-2 en Camp Nou).

"Les dije (a mis jugadores) que este partido lo ganábamos seguro, aunque ellos empatasen, porque el empate no llegaba para ellos, sabía que después del empate tendrían la tentación de ir a la victoria", rememoró.