•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Bóer no se rinde en su afán de brindar a los aficionados el mejor espectáculo. Tuvo la oportunidad de poner en acción a Erasmo Ramírez, quien estaba anuente en presentarse en la Liga Profesional, y hasta participó en la entrega de uniformes de la tribu.

Nos frustramos al conocer que ejecutivos de los Marineros de Seattle le recomendaron lanzar en la liga venezolana, continuando un plan de entrenamiento.

Y, obviamente, se mantiene el interés inicial por contar con los servicios de Everth Cabrera, que solidificaría el infield una vez que a Cheslor Cuthbert se le venza el permiso que le dieron los Reales de Kansas City para jugar en la Liga Profesional.

Para hacer posible la participación de Everth se requiere el permiso de los Padres de San Diego y hasta la Major League Baseball, considerando que hubo apertura a los peloteros que participaron en el clasificatorio al Clásico Mundial de beisbol. Se hará la solicitud.

Cuthbert finalizará su actuación en la Liga el próximo 15 de diciembre, y para entonces los indios deben estar preparados para tapar los huecos.

De llegar Cabrera al Bóer, Elmer Reyes pasaría a la tercera, quedando Mark Minicozzi en la intermedia y Juan Oviedo en la inicial, manteniendo así la intensidad de fuego. Otra opción es que Minicozzi u Oviedo podrían desempeñarse en la antesala, y Reyes pasaría a segunda.

Ayer, el equipo León le dio de baja al lanzador Juan Serrano, y en su lugar inscribió al costeño Alvin Terry, quien desde ayer se integró al conjunto

occidental.

Serrano, quien en el “Pomares” impuso récord de juegos salvados, no pudo responder a las expectativas del León. Tuvo cinco apariciones y solo acumuló 4.0 innings, en los que permitió 6 carreras limpias, tirando para 13.50. Ponchó a 4, cedió 6 bases por bolas y le batearon un jonrón.

El jueves ante el Bóer permitió dos limpias en 1.1 innings, en los que le conectaron dos hits y dio dos bases. Una de las carreras las entregó por balk.