•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En un intento dramáticamente prolongado y casi desesperado por recortar la distancia de 8 puntos que lo separa del Barcelona, el poderoso y raramente agrietado Real Madrid podría acostarse hoy a 11, si los invictos azulgrana, que no contarán con Villa ni con Alexis, resuelven hoy al difícil Levante, y se mantienen al mismo tiempo fuera del alcance del Atlético de Madrid, solo 3 puntos detrás, amenazante.

Ganó el Betis 1-0 contra vaticinios. El gol de Beñat en el minuto 17, aprovechando un mal despeje de Di María, “quebrando” a Khedira, y agujereando a Casillas, no parecía ser tan decisivo como lo fue, cuando todo el esfuerzo múltiple del Madrid, y los destellos constantes de su constelación de estrellas se fueron diluyendo con el paso del tiempo, hasta llegar al momento de apagar las luces, cargando con una derrota, su tercera de la temporada en apenas 13 fechas. Tan imprevisto como la desaparición de una de las pirámides.

El Madrid pudo haberse rescatado a sí mismo, pero la anulación del gol logrado por Benzema recibiendo largo y preciso de Modric, entrando al área con flexibilidad y seguridad para definir, fue una falla arbitral; tan grande y dañina, como ignorar la clara mano de Nosa en el descuento sobre disparo de Kaká, que obligaba al cobro de un penal. Esas fueron dos “puñaladas”, aparte de la asestada por Beñat. Agreguen la gran actuación del arquero Adrián y la milagrosa salvada de Ángel, y tengan la explicación de este naufragio del Madrid, cuando la Liga aún no llega a la mitad de su recorrido.

El reemplazo de Ozil y Khedira por Kaká y Modric en el propio arranque del segundo tiempo, hizo pensar que el Madrid buscaría cómo penetrar con mejor manejo del balón y de los espacios, pero prevaleció el juego aéreo, casi siempre controlado por los defensores del Betis, tratando de sujetar los nervios mientras se aproximaba la posibilidad de provocar un gran impacto cortando la recuperación que estaba realizando el Madrid después del empate registrado en el Clásico.

Cierto, todavía hay mucho camino que recorrer, pero sin ser el equivalente a Waterloo para Napoleón, después de esta amarga derrota, Mourinho siente que se está desangrando prematuramente, y necesita como transfusión urgente, que el Levante “le apriete el cuello” al Barsa hoy. ¿Será posible?

 

dplay@ibw.com.ni