• Sao Paulo, Brasil |
  • |
  • |
  • AFP

La anfitriona Brasil ante Italia y la campeona España frente a Uruguay: los partidos de la Copa Confederaciones-2013 están predefinidos pero este sábado en Sao Paulo se conocerá el calendario completo de este torneo considerado el gran ensayo antes del Mundial-2014.

Además de Brasil y España, asisten a la Copa Confederaciones: Italia, subcampeón de la Eurocopa, que ganó La Roja; Uruguay, campeón de la Copa América; México, campeón de la Copa Oro de la Concacaf; Japón, que se adjudicó la Copa Asiática; Tahití por Oceanía y el campeón de la Copa Africana de Naciones 2013, aún por definir.

El sorteo de las series se celebra a partir de las 11H20 locales (13H20 GMT) en el Centro de Convenciones de Anhembí de Sao Paulo. Estarán además de las autoridades de la FIFA -su presidente Joseph Blatter y su secretario general Jerome Valcke- entrenadores y representantes de los ocho equipos participantes.

La Copa arrancará el 15 de junio de 2013 en Brasilia con la 'canarinha', ahora en manos de Luiz Felipe Scolari, enfrentando a Italia, ya predefinida en el grupo A, pues según el reglamento dos selecciones de la misma confederación no se pueden enfrentar en la primera fase.

Lo mismo para Uruguay que pasa automáticamente al grupo B de España para no toparse con Brasil.

"Esta Copa Confederaciones no es sólo un ensayo general (del Mundial) sino es una cita de campeones, tenemos 12 estrellas, entre las cinco de Brasil, las cuatro de Italia y la de España", además de las dos de Uruguay, dijo el viernes el presidente de la FIFA, Jospeh Blatter en una rueda de prensa en Sao Paulo.

"Se trata de un encuentro de campeones mundiales, de gran calidad", siguió.

En total se jugarán 16 partidos: 12 en la primera fase, dos en la semifinal, el tercer lugar y la final. El torneo se celebrará en seis de las 12 sedes del Mundial-2014: Belo Horizonte, Brasilia, Fortaleza, Recife, Rio de Janeiro y Salvador,

La FIFA se reunió el viernes con el Comité Organizador Local (COL) y confía que todas las obras "serán entregadas dentro del plazo establecido".

"Sabemos que todo no será perfecto, pero yo sé que será entregado a tiempo", lanzó Blatter, siguiendo una línea de la FIFA de bajar su nivel de exigencia en la organización de ambos torneos.

De hecho, más temprano, Jerome Valcke, secretario general de la FIFA, dijo que la organización debió adaptarse a Brasil y se convirtió en la "FIFA samba, más flexibles".

Más allá de los estadios, que están dentro del cronograma, Brasil enfrenta importantes retos de infraestructura urbana y la urgencia de modernizar y ampliar la capacidad de sus colapsados aeropuertos.

Hasta ahora, la FIFA vendió 132.000 entradas para la cita de 2013.

Un test también para 'Felipao'

Así como para los organizadores, la Confederaciones representa el primer gran test para el flamante entrenador anfitrión Luiz Felipe Scolari, que regresa a la 'seleçao' 10 años después de ganar el quinto título mundial de su país y en sustitución de Mano Menezes.

Según 'Felipao', que apostará por el talento joven de Brasil dosificado con la experiencia de jugadores más veteranos, el "90, 100%" de la selección brasileña que irá al Mundial será definida en la Confederaciones.

La primera convocatoria del entrenador brasileño se conocerá en febrero para un amistoso contra Inglaterra.

"Nadie está descartado, nadie está convocado automáticamente, todos los que juegan fútbol y tienen buenas condiciones serán observados", lanzó Scolari, que insistió en que la 'seleçao' debe desarrollar su propia identidad, respetando las características del fútbol local y sin pretender imitar al poderoso FC Barcelona.

"Si importamos (al finalista del Balón de Oro y astro del Barça, Andrés) Iniesta y (Leo) Messi y los jugadores que juegan en el Barcelona, y ahí podríamos jugar como el Barcelona", zanjó.

Brasil en la mira roja

"Brasil es el rival a batir", aseguró el entrenador de la poderosa selección española, Vicente del Bosque, que acudirá a la Confederaciones con "fuerza máxima" dispuesto a quitarse el "mal sabor" que le dejó el tercer lugar de Sudáfrica-2009.

"Y por supuesto que nos vamos a preparar de la mejor manera posible para competir y prestigiar esta copa de campeones", dijo.

Con menos presión, el campeón olímpico mexicano disputará la Copa con la "firme intención de ganar", pero conscientes del grado de dificultad de que los rivales, según dijo su DT, José Manuel de la Torre.

Y Uruguay espera "disfrutar al jugar contra una España que está llenando una nueva página del fútbol mundial, o un México floreciente", expresó el entrenador Oscar Tabárez que felicitó la evolución de Italia y mostró "curiosidad y respeto" por Tahití.