• Madrid |
  • |
  • |
  • EFE

Real Madrid se mantuvo fiel a la historia reciente de los derbis madrileños y extendió la hegemonía de los trece últimos años en un duelo intenso, con más pelea que fútbol, que decidió la actuación de Cristiano Ronaldo, autor de un magnífico gol de tiro libre y asistente de Mesut Özil (2-0).

El equipo de Jose Mourinho se jugaba gran parte de sus opciones de seguir en la pelea por el título y no falló en un partido muy difícil, ante un Atlético en racha y que prolongó su maldición en los derbis.

El partido comenzó a complicarse para el Atlético en el minuto 16, cuando Cristiano Ronaldo consiguió un soberbio tanto de falta directa, que se coló ajustado al palo del meta Thibaut Courtois.

Cristiano volvió a marcar un gol de falta siete meses después desde la última vez y dio en la diana frente al Atlético de Madrid, curiosamente su anterior víctima en sufrir un lanzamiento del portugués. Cristiano aprovechó una mano del turco Arda Turan para inaugurar el marcador y romper su mala racha goleadora en el campeonato. Concretamente no convertía una desde el pasado 11 de abril.

En la segunda mitad, el Real Madrid, que venía de perder contra el Betis (1-0) en la anterior jornada, salió decidido a el triunfo y la tranquilidad la consiguió el alemán Mesut Özil, que recibió en el centro del área a pase de Cristiano y batió al arquero belga con un disparo centrado por bajo (66).

La estrella portuguesa rozó el tercero, pero envió el balón al larguero en el 75 y al palo en el 78.

Con estos tres puntos, el Real Madrid recupera la confianza ante un adversario que venía crecido y sigue el ritmo, a una distancia de once puntos, de un Barça que hasta el momento parece imparable y donde en su 5-1 brilló el argentino Lionel Messi, que logró un doblete y suma ya 84 tantos en este 2012.