•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Real Madrid, campeón español, tuvo un plácido estreno en la nueva temporada de la Liga de Campeones de fútbol, al superar por 2-0 al modesto BATE Borisov bielorruso, este miércoles en la primera jornada de la competición.

El conjunto 'merengue' brindó a sus hinchas una noche tranquila, aunque por momentos muy aburrida, lo que inquietó al público del Santiago Bernabeu, que en la primera mitad llegó a abuchear a sus jugadores por el juego apático ante un rival que se mostró extremadamente débil.

Entre los aspectos negativos para los locales está la lesión del argentino Víctor Gago, que tuvo que retirarse en la primera mitad por problemas en un muslo, siendo sustituido por Mohamadou Diarra.

El internacional español Sergio Ramos adelantó al Real poco después del arranque del choque, en el minuto 11, a pase de Guti. El equipo comenzó fuerte, pero se fue desinflando poco después, cayendo en una preocupante relajación en la primera parte.

Tras el descanso, con aires renovados, el campeón de la Liga salió deseoso de borrar la mala imagen y el partido quedó prácticamente decidido en el 57, cuando el holandés Ruud Van Nistelrooy envió a la red un balón rebotado en un defensa tras un rechace por un disparo de Raúl.

A partir de ahí el Real Madrid controló en todo el momento las riendas de un partido para olvidar, ante un BATE entregado, que encima se quedó con diez por la segunda amarilla que recibió el defensa Anri Khagush.

El encuentro estuvo precedido de un minuto de silencio en homenaje a Heinz Fahnler, delegado de la Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA), que falleció el miércoles en la capital española a los 66 años, tras un infarto.