•   Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Fernando Torres prolongó su racha goleadora con doblete ante el Sunderland (1-3) que dio la primera victoria en la Premier League a Rafa Benítez como técnico de Chelsea, en la fecha 16, de la que el Arsenal salió airoso gracias a dos tantos de penal de Mikel Arteta.

Tras dos empates y una derrota, los Blues se reencontraron con el triunfo en la competición inglesa. Ha dejado correr el tiempo el Chelsea, aún distanciado del City y el United, líder del torneo, que se enfrentarán el domingo en el derbi de Manchester.

Michu, mientras tanto, ha cargado de razones a los agentes futbolísticos. Anotó dos goles más ante el Norwich. El Swansea perdió, pero el atacante español engordó sus números. Acumula 12 tantos. Es el máximo goleador en solitario. Con dos de distancia respecto al holandés Robin Van Persie, del United, y el uruguayo Luis Suárez, Liverpool, que entran en acción hoy.

Torres está en racha. Al doblete que logró en la Champions League frente al Nordsjaelland, sumó un nuevo doble en el campo del Sunderland. La llegada de Benítez ha llenado de confianza al delantero español, que rentabiliza los minutos que le da su compatriota.

Fernando ya vio puerta a los 11 minutos, al aprovechar un centro por la izquierda del belga Eden Hazard. En el tiempo añadido de la primera parte transformó un penalti. Fue su segundo gol, el cuarto en dos partidos. Al inicio de la segunda mitad, Juan Mata sentenció el choque al firmar el tercero. Después, Adam Johnson hizo el del honor local.

“Ahora estamos viendo a un Fernando con más confianza y convicción, y el equipo también se está comportando así”, dijo Benítez. “Estaba analizando sus movimientos antes e hicimos unos pequeños ajustes. Es un tema de confianza y unos pequeños cambios en los movimientos”.

El Chelsea, tercero, se sitúa a cuatro puntos del Manchester City y a siete del United.

Dos penales transformados por el español Mikel Arteta dieron los tres puntos al Arsenal ante el West Bromwich (2-0). El equipo revelación del curso, asentado aún en la parte alta, pierde fuelle. Encajó en el Emirates su tercera derrota seguida en la Premier.

El primer penal fue tras una falta de Steven Reid sobre Santi Cazorla, quien pareció haber sido apenas rozado por el oponente.

“Lo lamento si no fue penal, pero hablé con Santi y me dijo que lo tocaron y que perdió el balance”, expresó el técnico de Arsenal, Arsene Wenger.

El triunfo lleva a la parte alta al equipo de Arsene Wenger, que ya se coloca sexto, a dos puntos del West Bromwich, quinto, y del Tottenham, cuarto, que el domingo visita al Everton.