•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Oriental no ha dejado duda de que es el equipo a vencer en esta liga. Y no es que no se pueda derrumbar en la segunda mitad de la Liga Profesional, pero si a los antecedentes nos remitimos, es más factible que lo hagan León, que todavía sigue en el sótano, Bóer y Tigres, pues ninguno de ellos siquiera tiene 500 de porcentaje en juegos ganados.

Es un poco curioso porque Granada no está entre los líderes colectivos ofensivos tan importantes como las anotadas (Bóer líder con 170), hits (Bóer con 282), jonrones (Tigres con 38), pero en lo que sí lidera la liga es en efectividad con 4.33 por 116 carreras limpias en 241 entradas. Además, es el segundo equipo que menos hits permite con 247, solo superado por el pitcheo del Bóer (241) y su pitcheo es el segundo en ponches propinados con 188, también los Indios lideran este departamento con 215.

En parte la clave para estar de líder a la mitad de la liga profesional han sido los números de sus abridores dominicanos, Juan Figueroa, quien pelea la triple corona de pitcheo con 4-0, tiene la segunda mejor efectividad de la liga con 2.73 --líder es Douglas Argüello con 2.43--, y líder en ponches propinados con 49. Y el otro es Luis Heredia que con sus 4-1 junto a Figueroa suman casi la mitad de juegos ganados de su equipo (18).

Hoy precisamente abre por el Oriental, Juan Figueroa y tendrá en la acera de enfrente al bateador curazaleño, Yurendel de Caster, quien ostenta la triple corona de la liga (.446 average, 9 jonrones y 26 empujadas). Figueroa ha demostrado ser un lanzador muy competitivo, que le gustan este tipo de retos, pero los Tigres son un equipo difícil para cualquiera. El partido será en Chinandega a partir de las 11:00 am.

Mientras en Managua, el Bóer enfrenta al León (11:00 am, que viene de sacarle dos triunfos entre semana a los Indios y eso acercó la serie todavía muy adversa 2-6 para los felinos, aunque también les sirvió para apretar la tabla pues aunque están en el sótano, León se acercó a un juego de los Tigres y se colocaron a dos de los capitalinos.