•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ni Real Estelí, tampoco Ferreti ofrecieron un duelo digno de una final. No importa que el partido haya terminado sin goles como ocurrió anoche en el Estadio Nacional, pero por lo menos esperábamos ver un poco de buen fútbol, uno capaz de emocionarnos a los que llegamos a presenciar el primer encuentro por el título de Apertura.

Pero eso no pasó. Hasta me quedó la sensación de haberme equivocado de cancha y partido, excepto por el buen ambiente que le pusieron las barras, rojiblanca y rojinegra en las graderías. Estuvo mejor el duelo de luces de bengala y algunos cánticos, que lo poco que miramos en la cancha entre ferretistas y los actuales monarcas.

Qué distante este Estelí al club bien disciplinado tácticamente que vimos ante Tigres y la Liga Alajuelense en sus últimos juegos de Concachampions. De lo poco rescatable, al menos de los norteños, la jugada más clara a gol de todo el partido se dio en los primeros minutos, exhibida por una atajada de Denis “Pulpo” Espinoza. Eso salvó la noche, porque después pudimos marcharnos y de nada nos hubiéramos perdido.

En lo adelante, de los dos lados, se vio un fútbol muy cortado, sin fluidez en el centro, quizá mejor en “presing” los rojinegros, que jugando a su modo, casi siempre a balonazo, tuvieron más tiempo el balón, sobre todo en el complemento, intentaron disparar de cualquiera forma pero sin hacer daño. Imagínense que tres disparos de Osman Delgado fuera del área sin dirección ni idea fue lo más cercano a gol del Ferreti.

Con este resultado 0-0, la final queda en suspenso, abierta para los dos equipos pero más que eso quedaron a deber. Pero se tiene la esperanza de que en el duelo de vuelta, en Estelí el sábado 15 de diciembre en el Independencia (7:00 p.m.), se dispongan a ofrecernos un buen partido, un buen fútbol porque lo de ayer quedó muy lejos de eso.

Duelo final
El Independencia será el escenario para el juego definitivo por el título