• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El mariscal Grouchy no llegó a tiempo para reforzar a Napoleón en Waterloo en el intento de evitar la resonante victoria de Wellington en 1815, pero los Angelinos de Anaheim, que atravesaron dramáticamente “su Waterloo” en este 2012, pese a sentirse armados hasta los dientes como Napoleón, esperan que el artillero Josh Hamilton, firmado por 125 millones a lo largo de cinco temporadas, agregue el ímpetu y la capacidad de producción necesaria, para sacar al equipo de Mike Scioscia de la zona de descarte, a la que fue empujado por los sorprendentemente crecidos Atléticos de Oakland, y por los siempre temidos Rangers de Texas, terminando terceros en el Oeste de la Liga Americana con balance de 89-73.

La frustración de 2012 tiene su explicación: Alberto Pujols, un factor desequilibrante adquirido más ruidosamente que Hamilton, tardó mucho en comenzar a funcionar, y Mike Trout, ese novato habitualmente envuelto en llamas en cualquier sector y en cualquier gestión, perdió incidencia y ritmo en las últimas semanas, viéndose desplazado del liderato de bateo que parecía tener asegurado. Jered Weaver ganó 20, pero C. J. Wilson, Dan Haren y Erwin Santana se quedaron cortos, y Zack Greinke, conseguido para el difícil cierre de campaña, no pudo ser el pitcher perfecto que Scioscia necesitaba desesperadamente.

El aterrizaje de Hamilton, bateador de 43 jonrones con 128 remolques y .285 puntos este año, lo que supone una pérdida irreparable para Texas, le permitirá a los Angelinos, estructurar un bateo central que hará recordar el de los Yanquis de 1927 con Ruth, Gehrig, Meusel y Lazeri. Utilizando al formidable Mike Trout como primer bate, los de Anaheim, que cerraron 2012 con Kendry Morales como cuarto leño, juntarán a Hamilton, Pujols, Mark Trumbo y Kendry, obviando la salida de Torii Hunter hacia Detroit. ¿Se imaginan lo que es colocar en orden a cuatro posibles bateadores que superen los 30 jonrones y las 100 empujadas?

Aunque no consiguieron retener a Zack Greinke, un potencial ganador de 20, quien prefirió a los Dodgers, los de Anaheim atraparon a Tommy Hanson de Atlanta, y a Joe Blanton que trabajó con Filis y Dodgers, para colocarlos detrás de Weaver y de Wilson, agregando al cerrador Randy Matson, restablecido de una operación, y a Tommy John. Naturalmente, este equipo salta como favorito para dominar el Oeste de la Americana, y quizá proyectarse a la Serie Mundial.

Se tiene la impresión de que con esa artillería y ese soporte monticular, Napoleón no hubiera perdido en Waterloo.

dplay@ibw.com.ni