• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

¡Que combate señores! René “Gemelo” Alvarado y Eusebio Osejo, se fajaron a lo grande el pasado sábado en el gimnasio Alexis Argüello. Alvarado venció por nocaut en 7 asaltos, pero fue un intercambio de metralla de principio a fin, capaz de mantener encendidas las emociones de los aficionados.

Osejo lució bien los primeros dos rounds. Con sus constantes movimientos laterales sobre el ring, pareció desestabilizar a René, que encontró el rumbo del enfrentamiento a partir del tercero, cuando empezó a conectar con contundencia y cerrarle los espacios a Eusebio, que no se amilanaba y respondía al ritmo de pelea.

En el quinto round Alvarado puso en malas condiciones a su rival, al punto en que Osejo quiso bajarse del cuadrilátero y no seguir, pero continuó el sexto asalto y en el séptimo decidió abandonar la pelea, por lo que los jueces decretaron nocaut.

“Mi preparación fue fundamental para resolver a Osejo, estoy contento por mi familia y por Félix, porque ambos salimos victoriosos”, comentó Alvarado.

Otro que lució fue Félix Alvarado, hermano de René, noqueando a Nerys Espinoza en el tercer asalto. “Gemelo” dominó desde el primer asalto a Espinoza, que sintió la pegada de uno de los mejores prospectos en las 108 libras del país y que podría convertirse en campeón mundial, pero todo dependerá de su apoderado y el empeño que ponga en el gimnasio.

“No me esperaba noquear tan pronto, Nerys creo que me subestimó un poco, este es el triunfo más importante de mi carrera y esto me inspira a seguir entrenando fuerte, estoy satisfecho también por René, lo vi muy bien”, dijo Félix.

En la estelar, el mejor peleador superligero del país, Walter Castillo, vapuleó en tres episodios a Luis Betanco. Carlos Rueda noqueó en dos rounds a Rafael Castillo. Imer Velásquez venció por decisión dividida a Jean Sampson.