•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El ex–seleccionado nacional de fútbol, José María Bermúdez, que ahora funciona como gerente de selecciones de la Fenifut, negó lo dicho por el ex-jugador del Saprisa Yáder Balladares en referencia al mal tratamiento que se le da a los atletas, y considera que sus quejas obedecen a que se fue del entrenamiento, por temor de perder su nacionalidad costarricense a cambio de la nica.

Días atrás Balladares mencionó que en la escuela de talentos en Diriamba, donde entrena la Selección Nacional de Fútbol, no tenía las condiciones mínimas para una selección nacional, sin embargo, Bermúdez declaró falsas las acusaciones de Balladares, al asegurar que los jugadores tienen lo necesario para entrenar.

“Hoy el trato es mejor. No tienen cosas de primer nivel porque no tenemos suficiente dinero, pero ahora es mucho mejor que antes, les damos zapatos tenis y de fútbol, bolsos, chaquetas, entre otras cosas, además tienen sus bebidas hidratantes después de cada sesión de entrenamiento”, aseguró Bermúdez.

Agregó que Balladares se fue sin avisar, porque la FIFA no permite doble nacionalidad y él ya había jugado en una ocasión con Costa Rica; “Al parecer no quería desligarse. El miércoles pasado le llevé la carta en donde se mencionaba que desistía de la nacionalidad costarricense, me dijo que se la dejara, que más tarde la firmaría, sin embargo, no lo hizo y de pronto desapareció de la escuela de talento con todas sus cosas”, indicó el gerente de selecciones nacionales.

Igualmente señaló que tergiversaron las declaraciones de Samuel Wilson y de Juan Barrera, las cuales le daban la razón a Balladares sobre las condiciones en que se encuentran los jugadores.