•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con 95 victorias, los Yanquis fueron el mejor equipo de la Liga Americana en la temporada del 2012. Para lograrlo, se apoyaron en su bateo de poder con la impresionante cifra de 245 jonrones, 31 más que cualquier otro equipo en las mayores, y factor clave para sus 804 carreras anotadas, el segundo total.

Pero, entre pérdidas y lesionados han visto desaparecer 112 jonrones, muy cerca del cincuenta por ciento. Sin Nick Swisher, Rusell Martin, Raúl Ibañez, Eric Chávez, Andrew Jones y el lesionado Alex Rodríguez, el punch de los Yanquis, su gran arma, ha sido “amputado”. Así que, podemos olvidarnos de otra temporada con 245 vuela cercas, y eso nos hace deslizarnos hacia la gran intriga: ¿cómo podrán volver a fabricar más de 800 carreras? Se recuerda que entre Robinson Canó (33), Curtis Granderson (43) y Mark Teixeira (24), dispararon 100 cuadrangulares, casi tantos como los 103 de los Gigantes de San Francisco, sorprendentes ganadores de la Serie Mundial, lo que indica que la base de poder en la parte central del line-up yanqui se conserva, pero el manager Girardi deberá ser más agresivo con la cuota de velocidad del equipo para poder conseguir territorio extra en las bases.

Es muy difícil obtener un cátcher con el poder de Martin, capaz de conectar más de 20 jonrones, lo que obliga a sacarle el máximo provecho a la agilidad de Brett Gardner “si se conserva saludable-, Eduardo Núñez, y todavía del japonés Ichiro Suzuki a sus 39 años.

Claro, la incorporación de un bateador tan oportuno como Kevin Youkilis, ayudará a compensar parte de la pérdida de poder, mientras la gerencia trata de obtener a Giancarlo Stanton, pese a que los Marlins, en medio de su deshilachamiento, lo han etiquetado como intransferible.

¿Cuál será el aporte de Derek Jeter una vez que retorne lo suficientemente reparado? Esa es otra de las claves para el 2013. A la edad de 38 años, Jeter fue líder en hits de la Liga con 216, la segunda mejor cifra de su carrera, solo detrás de los 219 registrados en 1999, hace tanto tiempo. Con un año más y saliendo de una lesión, Jeter está obligado a seguir siendo uno de los bateadores más volátiles en la parte alta de una alineación.

Con su punch “amputado”, los Yanquis, todavía en movimiento buscando alguna captura importante, se preparan para enfrentar el temible reto que plantea el fortalecido Toronto en el infernal Este de la Liga Americana.

 

dplay@ibw.com.ni