•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El dominicano Juan Figueroa demostró ayer que no tiene rival en esta Liga Profesional. Ni siquiera la ofensiva más feroz del torneo, los Tigres, pudo con su pitcheo de poder o su habilidad para salir de los momentos difíciles, que anoche fueron muy pocos, pues limitó a tres hits a los chinandeganos, tampoco dio base, mientras el Oriental pasaba sus apuros ante el zurdo Mainor Mora pero terminaron ganando 3x0, acreditándose Figueroa su séptima victoria, máximo ganador, llegó a 79 ponches, también líder, y se consolidó como el tercer mejor pitcher en efectividad de la liga con 2.27.

Y lo que es mejor, los Orientales con la victoria empataron en el liderato de la Liga Profesional con los Tigres, resumiendo cada uno un balance de 23-19.

Figueroa estuvo gigante en la loma. Caminó toda la ruta, tuvo sin hit y juego perfecto hasta el quinto, cuando con dos outs, Ramón Flores le conectó imparable aunque sin consecuencias. Permitió dos hits más en el noveno de Jen Argeñal y el emergente, Esteban Ramírez pero retiró en fila a Moisés Flores, Wuilliams Vásquez por ponche, segundo del juego, y De Caster roleteó al propio Figueroa. Apunten, abrió el juego ponchando a Moisés Flores, Wuilliams y Yurendel, quien también se tragó dos.

Pero del otro lado, Mora también mantuvo a raya la ofensiva de Granada. Kelly Ramos fue el primero en conectarle de hit en el tercero, sumen uno más de Jimmy en el cuarto sin embargo fue hasta el octavo que no pudo más con los Orientales y vio caer su dominio precisamente con González encabezando el ataque.

Jimmy abrió el octavo con infieldhit, Ofilio Castro conectó imparable, y aunque falló Leivi Ventura en elevado, Renato Morales recibió boleto y con las bases llenas, Danilo Sotelo dio sencillo y selló el partido, Ernesto Garay con otro hit para poner el decisivo 3x0 ante el relevista Oscar Pantoja. Perdió Mainor con 7.1 episodios de cinco hits, cinco ponches, admitió dos carreras. Le siguieron Gerardo Juárez y Pantoja, quien permitió la última carrera del juego.

Por su parte, Figueroa propinó ocho ponches en nueve entradas sin golpes ni bases, y quedó con balance de 7-1, 79 ponches y efectividad de 2.27, demostrando que aunque los Tigres siguen siendo la ofensiva más temible con De Caster, Vásquez, Curt Smith y Luis Allen, ante el dominicano las cosas son muy diferentes.