•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La escogencia del Balón de Oro a realizarse este lunes, tiene un claro favorito, Messi, jugador del Barcelona, quien se avecina para conseguirlo por cuarta ocasión consecutiva.

Cristiano Ronaldo (Real Madrid) y Andrés Iniesta (Barcelona), quienes tuvieron una excelente temporada en cuanto a títulos se refiere, completan el podio de los finalistas, pero todo hace indicar que el argentino no tendrá oposición, aunque el manchego quien ganó como Mejor Jugador de Europa consiguiendo la Eurocopa, podría dar la sorpresa.

Lo cierto es que los requisitos para reconocer al mejor futbolista del año, parecen estar más inclinados al sentimentalismo que a la objetividad.

CR7 se sabe que no cuenta con el carisma ante los periodistas, ni la aprobación de muchos técnicos debido a su personalidad, factor que al final le termina pasando factura al portugués por sus constantes arrebatos infantiles, pero que a la hora de valorar lo profesional y deportivo, esto no debería ser indispensable.

Antes comúnmente se seleccionaba el mejor jugador del club Campeón de la Champions, ahora parece que no es así, hasta el punto que el Mundial de países parece que ha pasado a segundo plano para la escogencia del mejor del planeta.

Ejemplo de esto fue lo sucedido en Sudáfrica 2010, donde España ganó la copa y cuando parecía que Xavi Hernández iba a adjudicarse el premio, ¡Sorpresa!, Messi fue el ganador a pesar de ser un fracaso con Argentina.

Quieren otro ejemplo de elección, remontémonos al 2006 cuando Italia fue campeón del mundo, el premio fue para el defensor central Fabio Cannavaro (en aquella época el Balón de Oro no estaba unificado con el Fifa World Player), entonces no se puede entender qué criterios se utilizan. Según la FIFA entre estos se valora que títulos consiguió con su club, su incidencia y datos individuales.

Si por títulos fuese, Ronaldo debe ser el mejor, ganó la liga con el Real Madrid (Record histórico de 100 puntos) siendo fundamental con sus 46 goles que ayudaron a derribar la hegemonía del Barsa, a eso sumen la importancia de los goles en partidos directos contra los azulgranas. En records individuales Messi fue pichichi con 50 goles superando al jugador merengue, pero apenas consiguió la Copa del Rey. Pero si se eligiera de la Champions, tendría que ser un jugador del Chelsea.

Antes no se escogía por records individuales, si no pregúntenle al francés Zidane quien no figuraba entre los máximos goleadores cuando estaba jugando, pero fue el mejor del mundo en varias ocasiones, hoy parece que ha cambiado la modalidad, la cual beneficia las pretensiones de la “Pulga”, quien sin duda es el mejor del mundo y quizás de la historia, pero valorando los supuestos “criterios” de la elección no debería ser el monarca este año, pero los sentimentalismos son vencedores.