•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Por segundo día consecutivo el Bóer estaba haciendo la proeza, venir desde atrás en el último tramo del juego, haciendo desaparecer una desventaja que se veía enorme de 4x0, más cuando tuvieron en frente, por siete entradas, a un Douglas Argüello indescifrable de solo un hit permitido y 12 ponches, la máxima cifra de un pitcher en la actual Liga Profesional.

El Bóer empató en gran forma en el noveno con un rally de cuatro, pero los Tigres le tenían una sorpresa, una que demuestra por qué son favoritos a pelear el título de la Liga.

Con un poderoso swing Ronald Garth mandó la pelota lejos por el izquierdo en el estadio de Chichigalpa y dejó tendido a los Indios 5x4.

Fue un partido de mucho drama, como suele ocurrir cuando el Bóer está de por medio, casi siempre por culpa de su frágil pitcheo. A diferencia del sábado, este fue un gran juego, protagonizado por un duelo entre Argüello y Elvin Orozco.

Douglas estuvo más feroz con sus pitcheos en curva que dejaron muy mal parados a los mejores bateadores del Bóer, incluso le “clavó” al menos un ponche a cada jugador capitalino. Al final los Indios se tragaron 15 en el juego.

Argüello propinó tres ponches en el primero, repitió la dosis en el cuarto, en el mismo inning que perdió el no hit por doble abre tanda de Juan Camilo.

Lo mejor es que en esa bateada, después que golpeó a Juan Oviedo ponchó en fila a Justo Rivas, Johan García y Zane Chávez, estos últimos, extranjeros por cierto, se tragaron tres cada uno en el partido.

Para ese entonces Chinandega ganaba 1x0 por impulsada por Garth en el primero, sumaron otra en el quinto por elevado de sacrificio del mismo Ronald con las bases llenas ante Orozco, y marcaron dos en el séptimo ante el relevista Juan Serrano, quien le dio bases a Wuilliams Vásquez y Yurendell de Caster.

Luis Allen remolcó con sencillo y luego Luis anotó por wild pitch de Gustavo Martínez el segundo relevista.

En tanto, Douglas tras el doble de Camilo y golpe a Oviedo en el cuarto, solo otorgó una base en el séptimo, la tercera, pues dio otras dos en el primer episodio, pero salió sin decisión con las cuatro carreras del Bóer en el noveno, producidas por cinco hits, destacando doble de Dwaine Fox remolcador de dos, otra remolcada por José Campusano quien alargó a 17 su racha de juegos bateando de hit, y fue hasta ese momento porque estaba en blanco antes de ese turno. Ganó Jorge De Paula y perdió José

Luis Sáenz.

Sin decisión

Douglas Argüello dejó en un hit sin carrera al Bóer en siete entradas y además ponchó a 12, pero salió sin decisión. Tres jonrones suma Ronald Garth en esta semana con los Tigres