•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Real Madrid prácticamente lanzó la toalla en la disputa de la Liga española el sábado, al no pasar del empate 0-0 en su visita a la cancha del colista Osasuna y desaprovechar una nueva ocasión de recortar distancias con el líder Barcelona.

A las puertas del inicio de la segunda vuelta del campeonato, el Madrid sumó su 37 unidad en 19 fechas, 15 menos de las que acumula el Barsa, que podría ampliar su ventaja hoy ganando al Málaga.

El Atlético de Madrid, segundo clasificado, enfrentará al Zaragoza y también podría separarse del equipo blanco, tercero en la tabla de posiciones e incapaz de ganar al último clasificado, con lo que reúne 16 puntos perdidos en calidad de visitante y solo ha conseguido cinco de los últimos 12 en disputa. Con Iker Casillas de vuelta al arco por la baja de Adán Garrido y la ausencia del goleador Cristiano Ronaldo, también por sanción, el equipo de José Mourinho fue una sombra del que se coronó campeón la pasada campaña.

Osasuna ocupa la cola de la clasificación junto con el Deportivo La Coruña, ambos con 15 puntos. El peligro generado por el Madrid en la primera mitad se redujo a una escapada del argentino Gonzalo Higuaín, quien alejó al arquero Andrés Fernández del área, un cabezazo bombeado de José Callejón que se marchó alto por poco, y un zapatazo cruzado de Fabio Coentrao.

Falto de inventiva en el área, Osasuna se limitó a exhibir músculo y empuje, llevando la iniciativa pero únicamente inquietando a Casillas en jugadas a balón parado, como la que generó un rechace rematado fuera por Álvaro Cejudo.

En el equipo de Mourinho apenas participaba Luka Modric, y ni Higuaín ni su compatriota Angel Di María se mostraban demasiado inspirados en ataque, siendo sustituidos por Karim Benzema y el brasileño Kaká en el segundo período.

Necesitado de puntos, Osasuna probó los reflejos de Casillas nada más salir del descanso con un latigazo de Kike Sola, y Oier Sanjurje insistió con el mejor argumento local: las segundas jugadas.

Tras el cambio de un desdibujado Modric por Mesut Oezil y la expulsión de Kaká por doble tarjeta amarilla tras apenas 18 minutos sobre el terreno de juego, intensificó la gota malaya del equipo local, que rozó la victoria en sendos cañonazos del argentino Emiliano Armenteros y Damiá Abella. El Madrid reclamó un tanto anulado a Callejón por fuera de juego, pero la inferioridad numérica, unida a su propia ineficiencia, acabaron por condenarle.

Sin poder

Real Madrid solo ha ganado 5 de los últimos 12 puntos en disputa