•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Barcelona cerró este domingo en La Rosaleda una primera vuelta de récord, una mitad de Liga que completó con su decimoctavo triunfo ante un buen Málaga (1-3) que no tuvo más remedio que inclinarse ante la superioridad del equipo de Tito Vilanova. Su dominio es absoluto e indiscutible. La Liga es un monopolio de color azulgrana. Tan solo el Real Madrid ha sido capaz de puntuar ante Leo Messi y compañía, pero, por otro lado, de poco le ha valido.

El Barcelona aventaja en once puntos al Atlético de Madrid, la alternativa hasta hace algunas jornadas, y en nada menos que dieciocho al Real Madrid.

Leo Messi desequilibró una vez más el partido. Tardó 27 minutos en aprovecharse de un error de Ignacio Camacho para superar a su compatriota Willy Caballero.

El Balón de Oro sirvió el segundo a Cesc Fábregas al inicio de la segunda parte y el joven Thiago completó el marcador barcelonista ante un rival que salvó el honor en los compases finales con un magistral lanzamiento de falta del argentino Diego Buonanotte.

El Málaga del chileno Manuel Pellegrini no le perdió la cara al encuentro. Demostró en alguna fase que es uno de los equipos que mejor fútbol practican de la Liga pero no le bastó en esta oportunidad para puntuar y perdió su plaza de ‘Champions’ en beneficio del Betis, que ganó al mediodía al Levante por 2-0 con tantos del costarricense Joel Campbell y de Rubén Castro.

Tras este encuentro, se avecina una interesante eliminatoria de cuartos de final copera entre Barcelona y Málaga que arrancará el miércoles en el Nou Camp.

El Atlético cerró también una magnífica primera vuelta y sumó ante el Zaragoza (2-0) su diez de diez en el Vicente Calderón, el fortín infranqueable de la Liga.

El cuadro de Diego Pablo Simeone solventó sin problemas la visita del conjunto de Manuel Jiménez. El portugués Tiago y el colombiano Radamel Falcao, este de penalti, sellaron el 2-0 en la primera mitad.