•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ESPN.com

“Sugar” Shane Mosley tiene 41 años de edad y un récord de 0-3-1 en sus últimas cuatro peleas --cada derrota por decisión--, pero el excampeón está poniendo fin a su retiro para una oportunidad de pelear por el título mundial.

Mosley desafiará al campeón de peso welter Paulie Malignaggi el 27 de abril en el Barclays Center en Brooklyn, Nueva York, la ciudad natal de Malignaggi, en un evento principal que será televisado por Showtime.

Mosley le dijo a ESPN.com el lunes que el acuerdo ha sido aceptado y que “por mi parte, es una oportunidad”.

Richard Schaefer, jefe ejecutivo de Golden Boy Promotions, también dijo que se había llegado a un acuerdo y se trabajaba en terminar el papeleo.

“Shane me vino a ver a principios de diciembre y dijo que quería volver por una oportunidad de ganar un título mundial otra vez, que se siente listo, que siente que puede vencer a Malignaggi y quería ver si podíamos darle la oportunidad”, dijo Schaefer a ESPN.com. “Lo miré a los ojos y le dije que no podía obtener mucho dinero de eso y que mucha gente se preguntaba si debería pelear. Pero le dije que haría lo que pueda para darle la oportunidad y que le correspondería a él demostrar que tiene lo que se necesita para ser campeón del mundo otra vez.

“Conversamos sobre la pelea en la cadena de televisión y Paulie y yo sentimos que Shane merecía la oportunidad de pelear por un título mundial otra vez. Ha logrado tanto y ha emocionado tanto a los fanáticos del boxeo en tantas peleas, que estoy feliz de darle esta oportunidad”.

La lucha va a marcar algo de una reunión familiar para Mosley, quien volverá a ser entrenado por su padre, Jack Mosley. El padre entrenó a su hijo durante la mayor parte de su carrera. En 1998, ganaron los premios de entrenador y boxeador del año de la Asociación de Escritores de Boxeo de América, respectivamente. Sin embargo, a pesar de que se mantuvieron cercanos personalmente, han tenido múltiples rupturas profesionales. Jack Mosley no ha estado en la esquina de Shane desde el 2008. Reemplazará a Naazim Richardson, con quien Mosley dijo que todavía tiene una buena relación.

“Estoy emocionado de tener a mi padre conmigo como mi entrenador”, dijo Mosley. “Ser capaz de entrar en una pelea y (tratar de) ganar un título mundial otra vez con mi padre en la esquina, es como un libro de cuentos. Entrar en una pelea como esta y tener a la familia en la esquina y ganar otro cinturón, va a ser una gran sensación”.

Mosley (46-8-1, 39 nocauts) no ha peleado desde el 5 de mayo, cuando el campeón mediano junior Saúl “Canelo” Álvarez, de 21 años en ese entonces, fácilmente lo superó por puntos en una pelea que se fue completamente de un lado en la que Mosley demostró poco. Después de la pelea, Mosley dijo mitad en broma mitad en serio: “Cuando los niños empiezan a darte una paliza, puede que tengas que empezar a promocionar”.

Última pelea, un revés

Mosley no pelea desde mayo, cuando lo venció por puntos Saúl “Canelo” Álvarez