•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un partido que el Barcelona parecía haber liquidado en 25 minutos con los goles de Messi y Pedro se fue complicando y después esfumando hasta que en el tiempo de descuento, intentando aferrarse a un empate 2-2 en defensa del largo invicto, Agirretxe, apareció entre dos defensas como el fantasma de la opera, y entrando al área chica, empujó la pelota trazada desde la derecha frente a un inutilizado Valdés, para sellar el 3-2 a favor del Real Sociedad, terminando con el invicto azulgrana y reactivando un poco la intriga alrededor de la Liga.

Es una rareza sacarle la cartera del bolsillo al Barcelona con ventaja de dos goles, pero la expulsión de Piqué en el minuto 57 por segunda tarjeta amarilla, dejó al equipo de Vilanova con 10 hombres, y en el 63, Castro, con un disparo que rebotó en Masherano desarticulando a Valdés, quien alcanzó a manotear, equilibró el marcador 2-2.

Y pensar que el Barsa estuvo a punto de ampliar 3-0 en el minuto 39, cuando Messi, desde afuera bombeó una pelota sobre la salida desesperada de Bravo, pero rebotó en el poste derecho y se paseó burlescamente frente a la cabaña, con tiempo para la llegada de dos mastines del Sociedad. Antes, Pedro, había estrellado un remate en el mismo poste. Así que el partido daba la impresión de tener dueño desde muy temprano, pero esa impresión, fue borrada poco a poco.

Messi abrió el marcador con su gol 29 de la Liga, extendiendo su racha a 10 juegos, y Pedro a los 25, recibiendo de Danny Alves, estableció el 2-0 en el minuto 25.

Respondió Castro en el minuto 41, aprovechando una entrega precisa de Carlos Vela, con un remate bajo junto al poste izquierdo de Valdés para el 2-1, nada perturbador en ese momento.

Iniesta evitó una segunda amarilla, pero no Piqué, y con un soldado menos, el Barsa trató de manejar el arte de la especulación, encontrándose con un Real Sociedad que supo crecer, pelear cada pelota y fajarse en las recuperaciones, y merecer el resonante triunfo.

En el estadio de Anoeta, donde constantemente los azulgrana encuentran tantos “muñecos” con alfileres viendo multiplicarse las dificultades, el Real Sociedad buscó la victoria remando contra la corriente sin complejos, y su atrevimiento le permitió conseguir esa victoria por 3-2, preconsiderada improbable, que no deja abierta la liga, pero sirve como advertencia cuando apenas arranca la segunda vuelta.

 

dplay@ibw.com.ni