•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Selección de Costa Rica sin mostrarse como la más poderosa del área logró un triunfo 2-0 ante la Azul y Blanco anoche en el Estadio Nacional en San José con par de cabezazos que dejaron mal parada la zaga nicaragüense al minuto seis, y otro casi al final del partido, al 88, por goles de Cristian Blanco y Celso Borges, respectivamente.

Pero el pobre resultado de los guatemaltecos, que empataron sin goles ante Belice ayer, dejó a la selección de Nicaragua con la enorme posibilidad de clasificar como segundo lugar del grupo y ganar su pase directo a la Copa Oro, siempre y cuando derroten al equipo beliceño mañana en el duelo crucial para los pinoleros en esta Copa de Naciones.

La derrota mantuvo a Nicaragua con un punto, igual que Belice, mientras Guatemala sumó dos unidades. El problema para los chapines es que cierran contra Costa Rica, y la única forma que logren el segundo puesto sería venciendo a los ticos. Sin embargo, también los beliceños podrían clasificar a la Copa Oro si empatan o vencen a los nicas y Guatemala cae ante los costarricenses.

Volviendo al juego, la Selección de Nicaragua no se vio para nada timorata ante los ticos. Es más, llegó, dominó por ratos más el balón que su rival, metió en aprietos a la defensa tica y solo porque hace falta un hombre gol como Rudel, Emilio Palacios o ¿porque no? un César Rostrán, es que nos quedamos cortos en producción.

El técnico, Enrique Llena, quien había asegurado que no saldría con Samuel Wilson por su lesión, al final sí lo alineó. Pero sorprendió más el cambio en la portería, pues sentó a Denis Espinosa y ubicó a Justo Lorente, que siendo justos no le quedó mal, porque en las anotaciones de los ticos falló demasiada la marca y pelear el balón por arriba.

Dos cabezazos fueron la diferencia. Pero es que en todo el partido el juego fue aéreo.

Nicaragua apuntó mucho a hacer cambios largos con balón arriba, y si bien en algunas jugadas esos balones divididos dieron buenas opciones, fueron más las que se perdieron por la estatura del rival y su ventaja numérica en el área.

Ni Raúl Leguías quien peleó como siempre, tampoco Wilson quien no se veía a tope, ni Félix Rodríguez ni Manuel Rosas, quien no hizo tan mal partido, pero se nota que jugar de diez es su mejor posición, pudieron hacer un disparo con posibilidad de gol.

Costa Rica tampoco crean que fue dominante, tuvo ciertos chispazos de querer jugar un buen futbol con Cristian Lagos, Wallace quien tampoco fue incidente, y solo por momentos parecían reencontrar su profundidad por la bandas.

El primer gol fue por un balón arriba que le ganó la espalda a toda la zaga nica, y como cuando hay dos cabezazos difícilmente no se anota, remató Lagos.

Por su parte, al 88 fue por un cobro en tiro de esquina que encontró a Celso frente al marco de Justo y solo se lo cambió el palo derecho.