Francisco Jarquín Soto
  •   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Oriental le arrebató al Bóer de forma espectacular el último juego en la Semifinal de la Liga Profesional, dejando la impresión que su rival no tenía cómo vencerlos, sobre todo con un pitcheo tan cancaneante como se vio en toda la serie.

“Jamás nos sentimos vencidos, sabíamos que el Bóer era difícil, peleador pero nosotros también peleamos en toda la Liga para estar en la Final. Merecíamos estar en la serie por el título y aunque nos costó, demostramos que estábamos preparados para todo.

Ahora nos tocan los Tigres y esperamos otra serie dura, pero como está jugando este equipo estamos convencidos que vamos a buscar ese campeonato”, dijo emocionado Renato Morales tras la victoria 4x3 sobre los Indios en 10 entradas.

Ofilio Castro salió lesionado en esa última bateada de Granada cuando intentaba anotar desde primera, pero terminó de rodillas sobre tercera y fue sustituido por el corredor emergente, Julio Raudez.

“Estoy seguro que con pierna buena, con solo el batazo de Renato Morales anotaba desde primera, pero lesionado era imposible. Lo importante es que ganamos, ahora debo chequearme mañana (hoy) y espero estar listo para el martes contra los Tigres”, expresó Ofilio Castro uno de los más incidentes a la ofensiva del Oriental.

Como es costumbre, Marlon Abea, catcher del Bóer habló muy franco sobre algunos jugadores que a su parecer no llegaron a hacer diferencia en el equipo, ni tampoco se entregaron por completo en el terreno. Y fue claro, que sus declaraciones se remitieron al pobre desempeño de su rival en la receptoría, Zane Chávez.

“Se trajo este año a jugadores extranjeros que no rindieron ni se entregaron. Cómo es posible que no evités un doble play tirándote a primera a como sea, de cabeza, de manos. Necesitábamos más carreras y esa entrada fue clave para perder”, expresó.