• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La ofensiva de los Tigres no fue arrolladora como en el primer duelo, pero tampoco lo necesitó para dejar muy mal herido a los Orientales, propinándole el segundo revés en fila de la final de la Liga Profesional ahora por pizarra de 8x3.

Los que esperaban que Granada, en su patio, reaccionara como lo hizo en semifinal contra el Bóer después de recibir una paliza en el arranque de los playoff, no contaron con que el bateo de Chinandega es más fiero, como para sacudir el brazo de cualquiera, más si no lleva el nombre de Juan Figueroa. Además, el pitcheo de Minor Mora no dio mucho espacio para que Granada maniobrara y la defensa Oriental se volvió a agrietar al borde del desastre y esta vez no los perdonaron.

Diego Sandino intentó todo para mantener anulada la ofensiva de los Tigres y lo estaba logrando. En el primero ponchó seguido a Yurendell De Caster y Luis Allen para cerrar una entrada en la que dio base a Wuilliams Vásquez. Les repitió la dosis en el segundo con ponches a Ramón Flores y Esteban Ramírez también consecutivos.

Para el tercero tenía sin hit a Chinandega con dos outs cuando tocó bola Moisés Flores y por mucho esfuerzo de Diego no pudo sacarlo. Eso marcó la diferencia porque después le conectó hit Vásquez y De Caster para el 1x0 para los Tigres. Sumaron otra en el cuarto por error de Talavera en batazo de Curt Smith, quien anotó por elevado de Iván Marín al que decidieron enfrentar con bases llenas pues antes le dieron boleto intencional a Jem Argeñal con dos a bordo.

Pero Granada mostró su garra en el cierre del cuarto y con sencillos de Francisco Santana y Jimmy González, triple remolcador de dos Renato Morales y otro hit de Danilo Sotelo, le dieron la vuelta a la pizarra 3x2 ante un Mora que estaba hasta ese momento lanzando para un hit, mantenía un gran duelo con Diego.

Sin embargo tardó más en celebrar el Oriental que los Tigres en ripostar. En la alta del quinto anotaron tres por cinco imparables consecutivos de De Caster, Allen, Smith, Ramón -con su segundo infieldhit- y otro empujador de dos de Esteban Ramírez que mandó a las duchas a Diego Sandino. A su rescate llegó Gerald Rojas a sacar a los dos que faltaban para terminar con el martirio.

En el sexto vino otro rally de tres carreras pero gracias a dos errores mortales. Luego de ponche a Moisés Flores, Vásquez se embasó por error, le dieron boleto a Yurendell, falló Allen y en otra pifia todavía más increíble el jardinero derecho botó la bola en un elevado fácil de Smith. Así le quedó servida la mesa a “Moncho” para remolcar dos con un triple. Con el marcador 8x3 y Minor limitando a tres carreras y seis hits en 6.1 episodios era difícil cambiar la historia. Cerró el juego Junior Guerra sin hit en 2.2 episodios pero otorgó dos bases.