•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El excampeón mundial puertorriqueño Juan Manuel López finalmente retornó a los entarimados, y el pasado sábado se impuso por nocaut en el noveno round al brasileño Aldimar Silva Santos, en el combate estelar de una cartelera que fue organizada por la empresa PR Best Boxing en el Coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón, Puerto Rico, y que fue transmitido por Direc TV.

López derribó a Silva Santos con una andanada de golpes cuando le restaban 1:04 minutos al episodio, y el brasileño ya no pudo seguir peleando. Silva Santos fue derribado además en el quinto y el séptimo asalto.

“Juanma” volvió al cuadrilátero bien, no tuvo oposición de un insistente Silva, quien visitó la lona en tres ocasiones, aún así, siempre dio pelea y fue un buen escollo para el boricua.

El boricua, excampeón súper Gallo (122 libras), peleó por primera vez desde que perdió su cinturón Pluma ante el mexicano Orlando Salido en marzo de 2012, en un combate épico en que Salido cayó en el quinto asalto y López en el 10; aunque lo ocurrido después de la pelea fue lo que provocó controversia.

López declaró que el referee Roberto Ramírez, padre, quien había parado acertadamente la pelea debido al castigo que estaba recibiendo, era un apostador reconocido en su natal Puerto Rico.

Aunque posteriormente pidió disculpas por lo dicho después de ese combate, la Comisión de Boxeo de Puerto Rico suspendió por un año a López y le impuso una sanción de 10 mil dólares.

Con la victoria de esa noche, López mejoró su record a 32-2, con 29 nocauts, mientras que Silva Santos cayó a 18-4, con 9 nocauts.