•  |
  •  |
  • END

En su primera comparecencia con la crónica deportiva nacional, el entrenador y dirigente cubano Rafael Ávila dijo estar en toda la disposición de poner su “granito de arena” para forjar a peloteros de calidad en Nicaragua, al igual que lo hizo en República Dominicana, país en donde brinda sus conocimientos desde hace ya más de 50 años.

Las clínicas que brindará Ávila, junto a un grupo de apoyo, iniciarán este 23 de septiembre y concluirán el tres de octubre. Las sesiones estarán dividas en dos partes, por la mañana, de nueve a 12 meridiano, se dictarán las clases teóricas, y por las tardes, de dos a cinco, en el estadio “Jackie Robinson”, del IND, se impartirán las clases prácticas.

En su intervención, Ávila subrayó que él es un latino y su intención es que esa región de América crezca en el béisbol no sólo de su país, sino que promueva jugadores a las Grandes Ligas, “por eso es que hoy les digo a los nicaragüenses, si los dominicanos lo pudieron hacer, por qué ustedes no van a poder lograrlo”, reiterando que está en disposición de hacer todo lo que esté a su alcance para que en estas dos semanas los peloteros y entrenadores puedan captar lo mejor que de su persona pueda salir en estas clínicas.

Ávila manifestó que si hoy en día Nicaragua tiene jugadores de béisbol en Grandes Ligas y unos 15 ó 20 en Ligas Menores, hay posibilidad de promover a mucho más personal, ya que el material existe. “Cuando iniciamos el trabajo en República Dominicana era un grupito, pero gracias a la ayuda de los propios dominicanos y a las Grandes Ligas, que nos abrieron las puertas, actualmente hay 900 jugadores bajo contrato profesional”.

De ellos --prosiguió-- hay 300 peloteros en los Estados Unidos y los otros 600 están en la Liga de Verano de República Dominicana, agregando que ya pasan de 200 los jugadores protegidos en el roster de 40 que tiene cada equipo de la gran carpa, y de ellos 112 estuvieron alineados activamente en sus respectivos clubes.

Reiteró que si se pudo hacer esto en República Dominicana, aquí en Nicaragua se puede hacer, “lo que se necesita es coger un diccionario y escoger todas las palabras que empiezan con la letra D, tales como disciplina, dedicación, determinación, destreza y rechazar aquellas que hablan sobre desliz, desacierto, displicencia, sólo así podrán concretar logros importantes para el béisbol en este país”.

El destacado entrenador y dirigente enfatizó que Nicaragua no está solo en esta dura tarea, puesto que cuenta con el decidido respaldo que él y su grupo de apoyo vienen a poner de manifiesto, además, está la contribución solidaria de la Embajada EU, que está inmersa en este proyecto, así como la entereza que la American College ha demostrado tener en el resurgimiento del béisbol a nivel nacional.

El béisbol es un deporte que se ha venido generalizando en todos los continentes, “se ha venido globalizando, para usar un término que está de moda”, expresó Ávila, agregando que incluso se está jugando hasta en África, y aun así hay una enorme demanda de peloteros en las Grandes Ligas, y ésta puede ser la gran oportunidad para Nicaragua, “en eso confiamos todos”.