•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ofilio Castro es dueño de un swing con una llamativa estética. Sin alardear tanto, consigue herir de muerte al más temerario lanzador. No importa si el disparo viene a más de 90 millas o es de rompimiento, porque el capitalino saca provecho como hábil espadachín.

Precisamente en la Serie Latinoamericana, Ofilio selló con letras doradas su actuación con los Tigres de Chinandega, al proyectarse con determinación hacia la máxima distinción que persigue un artillero, ser el número uno.

“Fue una tremenda experiencia haber ido a medir nuestro nivel contra equipos de otras Ligas Profesionales como Panamá y México. Creo que dejamos claro que en Nicaragua se juega buen béisbol, y en cuanto a mi actuación me siento muy contento”, dijo Castro.

El cañonero pinolero descargó seis imparables en 11 turnos que sirvieron para promediar .545 milésimas. Pero ese comportamiento no es de extrañarse, porque en la Liga Profesional ocupó el tercer puesto igualado con Juan Oviedo, con average de .367 (207-76), con 36 empujadas y 39 anotadas con cinco vuelacercas.

“Fue un buen año 2012 que tuve y espero igualarlo en este 2013. Estoy feliz de mi rendimiento, que fue capaz por la dedicación en los entrenamientos y deseos de superación”, agrega.

La verdad es que Castro registró un 2012 espectacular con 287 cañonazos en un total de 221 partidos, una cifra interesante en cualquier nivel. De manera que encara este nuevo año con muchos retos por cumplir.

“Voy a jugar con los Dantos en el Campeonato Pomares, ya estampé mi firma y espero estar bien físicamente para rendir”, admite quien es considerado uno de los mejores peloteros del país.

¿No hubo ofertas para jugar en México?

“No, nadie se me acercó, sería mentiroso si dijera lo contrario. Mi idea es jugar aquí con los Dantos y si existe contrato para ir a la Liga Independiente en Estados Unidos, me trasladaría allá”.

Chequeo

Ofilio Castro aseguró que hoy visitará al médico para revisar la lesión en su pierna derecha, sufrida durante la serie final.