•  |
  •  |
  • END

Ricardo Mayorga volvió hacer de las suyas, sin guantes, fuera del ring, pero con la agresividad de siempre en sus tonos y calificativos para referirse a su próximo rival, Shane “Sugar” Mosley, en una charla que tuvo ayer con varios cibernautas a través del prestigioso espacio en internet de ESPN.

Aunque no ofreció detalles, Mayorga aseguró que llega fuerte, como nunca para esta pelea, sin embargo, no dijo cuánto tiempo dedicó, los sparrings ni el peso en el que anda a unos días de medirse a Mosley, al que calificó de abuelo y “muerto” del boxeo.

“Le voy a pegar duro al abuelo Mosley para que me dé una oportunidad (Oscar de la Hoya). Cuando yo era campeón del mundo le di el chance y ahora quiero que me lo dé a mí. Tuve problemas y no me entrené bien, pero ahora sí”, respondió cuando le preguntaron sobre si quería una revancha con el “Golden Boy”.

Insistió en tener la forma para vencer a Mosley, de quien cree ya no tiene la velocidad de antes en sus manos y jamás la ha tenido en sus piernas, como Floyd Mayweather.

Le preguntó un aficionado de Nicaragua: “Todos saben que vos sos un peleador de un solo golpe, pero esto funciona contra aquellos boxeadores frontales, ¿cuál será tu estrategia para alcanzar con ese certero golpe a Mosley?”

“Todos los especialistas dicen que las cosas están 9-1 a favor de Mosley, pero se van a equivocar. Es favorito porque es americano, pero yo vengo de donde las mujeres paren hombres, de Nicaragua. Lo voy a noquear, si corre o no, el resultado va a ser el mismo. Toda mi familia está apostando en los casinos”, reiteró.

Calificó la pegada de Félix “Tito” Trinidad como la que más ha sentido, y mira al boricua como el mejor boxeador al que se ha enfrentado en toda su carrera.

Y como siempre, sorprendió con sus excentricidades, asegurando que pelearía hasta “con el diablo en las 154 libras, todos me tienen miedo”.

Ayer ofreció una sesión de entrenamiento público en el gimnasio Clásico Kickboxing de la 91 este Avenida, Pasadena, California, donde también estuvo Rosendo Álvarez.

El nica se despidió de la charla en ESPN agradeciendo al “Golden Boy” por la oportunidad de medirse al “muerto de Mosley para lucirme y dejar en alto a todos los latinos, nicaragüenses”, además, recalcó que le daría duro “al payaso de Mosley para retirarlo de una vez y se vaya a lavar platos a su casa”.