Edgard Tijerino
  •  |
  •  |
  • END

Llegas a la orilla de la hazaña... y te hundes. ¡No hay peor frustración! ¿Se imaginan a Ulises fallando su estocada frente al Cíclope? Pueden preguntarle sobre eso al zurdo de los Indios Cliff Lee, quien atravesando una temporada fantasiosa, estuvo a punto de quebrar la marca de mejor porcentaje para un ganador de 20 o más juegos, establecida por Ron Guidry de los Yanquis en 1978.

Hace 30 años, derrotando en un juego extra a los impetuosos Medias Rojas de Yaztremski, Fisk, Rice, Lynn, Evans y Scott, el zurdo Guidry logró su triunfo 25 por sólo tres reveses, registrando un porcentaje de .893, que ha permanecido inalterable.

Este año, un casi invencible Cliff Lee tomó la pelota anoche para trabajar contra Boston y Tim Wakefield en busca de su victoria 23 por apenas dos derrotas. De conseguirlo, Lee aseguraría tumbar la marca de Guidry, obviando la posibilidad de volver a la trinchera el domingo.

¿Por qué tomar otro riesgo? Frente a tentaciones de mayor grandiosidad, se abre espacio para que el diablo aparezca en la vuelta de la esquina.

Boston, todavía persiguiendo a Tampa, aunque con posibilidades muy remotas, arruinó la pretensión de Lee imponiéndose 5x4 en una batalla que se resolvió en cinco entradas, con Lee sosteniéndose hasta el séptimo, sufriendo su tercera “cuchillada”. Así que su 22-3 se queda corto frente al 25-3 de Guidry.

En tanto, los Rays de Tampa, nada arrogantes pero sí imperturbables, doblegaron 5x2 y 7x5 a los Orioles de Baltimore, aumentando a tres juegos su ventaja sobre Boston. Un buen pitcheo del ganador de 14 juegos James Shields en el primer duelo, y una restauradora explosión de seis carreras en el octavo, facilitaron la doble victoria de Tampa, con aspecto de decisiva faltando solamente cinco juegos a cada equipo.

Los descartados Yanquis se impusieron 3x1 a Toronto con cinco brillantes entradas del veterano derecho Mike Mussina, quien obtuvo su triunfo 19, y seguramente el domingo contra Boston buscará cómo llegar por vez primera en su carrera a la cifra de 20.

En Nueva York, el zurdo Johan Santana volvió a responder con su octava victoria consecutiva y número 15 en la campaña, superando 6x2 a los Cachorros de Chicago, líderes del centro, mientras los Filis de Filadelfia caían 3x2 ante los Bravos de Atlanta pese al gran esfuerzo de Cole Hamels (14-10).

A juego y medio de distancia, los Mets necesitan un impulso espectacular en esta recta final, cuya utilidad estará en dependencia de los tropiezos de los Filis. Si el equipo de Filadelfia resiste o cierra como en 2007, todo estará escrito.

Como en los últimos metros del Derby de Kentucky, todos estamos de pie, pendientes de cada movimiento, cruzando los dedos, sujetando el aliento.