•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Esta vez no hubo sorpresas en la segunda jornada de la competición de grupos de la tercera edición del Clásico Mundial de Béisbol después que Japón ganó 5-2 a China en el Grupo A, mientras que Taiwán superaba 8x3 a Holanda en el B y ambos equipos se pusieron con marca de 2x0, mientras Cuba hizo su debut en el torneo con una victoria 5x2 a Brasil, que todavía no ha podido conocer el triunfo, y tiene marca de 0-2 dentro del Grupo A.

La estrella del partido fue el abridor derecho Ismel Jiménez (1-0), quien lanzó cuatro entradas y dos tercios, en la que mantuvo en blanco su casilla al espaciar cuatro imparables, no permitió carreras, ni dio bases por bolas y abanicó a seis bateadores.

Jiménez cedió la pelota al relevista intermedio Freddy Álvarez que no pudo mantener en blanco la casilla de la novena cubana al permitir un imparable y dos carreras que fueron sucias, dio una base por bolas.

El piloto del equipo cubano Víctor Mesa no quiso correr más riesgos con Álvarez y lo mandó a las duchas para que saliese el también derecho Raciel Iglesias quien hizo una gran labor en tres entradas.

 

Destaca Erisbel

Mientras a la ofensiva Erisbel Arruebarruena se fue de 4-2 con dos carreras impulsadas y una anotada. Cuba anotó racimo de dos carreras en la parte alta de la quinta entrada y tres en la sexta.

Brasil sufrió la segunda derrota en su primera participación en el Clásico Mundial, tras perder también en la jornada inaugural ante el país anfitrión, Japón, por 5-3. Hoy Corea del Sur juega contra Australia, y Cuba se enfrenta a China.