•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El centrocampista azulgrana Sergio Busquets ha asegurado hoy que el vestuario del Barcelona “echa de menos” a su “jefe”, Tito Vilanova, una ausencia que hace “más difícil el día a día” de un equipo que, aun así, está “convencido” de poder remontar la eliminatoria europea ante el Milan.

“Cuando no está el jefe, todo el mundo le echa de menos. Se nota su ausencia y el día a día es más difícil. Todos tenemos que poner más de nuestra parte”, ha dicho el centrocampista, que ha recalcado que el equipo irá por la Liga y Liga de Campeones porque “eso le irá muy bien a Tito y será superpositivo. Pero lo primero, en el caso de Tito o cualquier compañero, es la salud”, ha añadido.

Durante la segunda Gala de las Estrellas del Fútbol Catalán en la Antigua Fábrica Damm de Barcelona, donde ha sido premiado como mejor jugador catalán del año, Busquets ha recalcado que los jugadores están “convencidos” de que van a remontar la eliminatoria ante el Milan la semana que viene, tras el 2-0 desfavorable en San Siro.

“Los jugadores somos los primeros que creemos en la remontada. Está claro que venimos de resultados adversos, pero somos los primeros que estamos convencidos de que vamos a remontar, que tenemos una final y con nuestra afición en casa seremos más fuertes. Ojalá sea así”, ha afirmado.

“El equipo está como siempre -ha explicado-. Lo que está claro es que siempre vienen bajones y nos ha tocado ahora en dos competiciones importantes ante dos grandes equipos. Pero hay que seguir, corregir los fallos y seguro que el equipo saldrá adelante”.

En este sentido, ha admitido que al equipo “le falta un poco de chispa” y “tiene que mejorar algunos errores”. “Pero volveremos a ganar partidos, como siempre”, ha matizado.

Busquets ha estado acompañado en la gala de dos azulgranas que no han querido perderse el premio a su compañero: el argentino Leo Messi y el segundo capitán Xavi Hernández.