•   Turín, Italia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Juventus no dejó ninguna opción a la posible sorpresa y se clasificó este miércoles para los cuartos de final de la Liga de Campeones al ganar (2-0) al Celtic de Glasgow en Turín en el partido de vuelta de octavos (en la ida se había impuesto por 3-0).

El equipo escocés necesitaba un milagro, remontar tres goles, para alcanzar la siguiente ronda y la Juventus pronto terminó con sus esperanzas.

En el minuto 24 el delantero Alessandro Matri, muy atento, aprovechó un rechace del portero Fraser Forster para marcar el 1-0. Ya en la segunda parte, Fabio Quagliarella (65) culminó una acción en la que Andrea Pirlo sirvió en largo y el chileno Arturo Vidal dio el pase de la muerte.

Con poco que perder, el Celtic de Glasgow afrontó el partido con la idea de buscar el gol de la forma más directa, mediante constantes centros al área buscando al griego Georgios Samaras y a Gary Hooper. Pero pocas veces crearon peligro en la portería defendida por Gianluigi Buffon.

Entre los visitantes destacó el lateral izquierdo hondureño Emilio Izaguirre, uno de los jugadores más incisivos, aunque su empuje no estuvo acompañado de acierto en los numerosos balones que colgó.

En cambio la Juventus estaba cómoda jugando con el marcador a favor y aprovechando para salir con velocidad en cuanto tenía ocasión.

De esta forma Macri, siempre atento a la jugada, rebañó un duro disparo de Quagliarella y puso a la Juventus con los dos pies en cuartos de final.

A punto de llegar el descanso Vidal estuvo a punto de marcar (44) pero su disparo llegando desde atrás encontró una buena respuesta en Fraser Forster.

La segunda parte discurrió con la tranquilidad que le otorgaba al equipo local una ventaja de cuatro goles en la eliminatoria.

Quagliarella aprovechó la oportunidad que le dio Antonio Conte en el once titular y amplió a cinco tantos la ya insalvable diferencia.

El Juventus Stadium aprovechó la recta final para homenajear a alguno de sus ídolos, como Pirlo y Vidal, que en la recta final dejaron su sitio a Emanuele Giacherini y al chileno Mauricio Isla respectivamente.

Los últimos minutos discurrieron con una posesión inofensiva por parte del Celtic, que se despide de su aventura europea con el consuelo de haber ganado al Barcelona en la fase de grupos (2-1).

Los jugadores de la Juventus, por el contrario, celebraron por todo lo alto el pase a cuartos, ronda que no alcanzaba el club italiano desde la temporada 2005-2006.

Valencia cae

El París Saint-Germain, con un tanto del argentino Ezequiel Lavezzi, eliminó al Valencia gracias a un empate 1-1 en casa, este miércoles, un resultado suficiente para el pase de los franceses a cuartos de final de la Liga de Campeones, ya que habían ganado 2-1 en la ida en España.

El brasileño Jonas hizo soñar a los suyos con la remontada mediante su tanto en el minuto 55, con un disparo desde afuera del área, pero Lavezzi, en un contragolpe y aprovechando un rechace a un disparo suyo previo, tranquilizó a los locales con el gol del empate definitivo en el 66.

Tras la clasificación del Real Madrid el martes ante el Manchester United, el fútbol español no pudo repetir la celebración y la próxima semana otros dos representantes, Barcelona y Málaga, intentarán la remontada ante Milan (2-0) y Oporto (1-0) en sus respectivos duelos de vuelta de octavos.

La misión para el Valencia en el Parque de los Príncipes era complicada, ya que necesitaba marcar al menos dos goles en el campo del líder del campeonato nacional francés, que lleva ahora 23 partidos consecutivos sin perder en su estadio en competiciones europeas, desde 2006.

El París Saint-Germain, en el que no jugaron el sueco Zlatan Ibrahimovic (por sanción) ni David Beckham (suplente), sufrió hasta el final, ya que con 1-1 un tanto más del Valencia lo hubiera obligado a jugar la prolongación.