•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El derecho de los Marineros Erasmo Ramírez fue lo mejor del pitcheo de Seattle ante los Cerveceros de Milwaukee. Solo un hit admitió en su labor de tres entradas, una base y tres ponches propinados, y se estaba acreditando su segundo triunfo, porque aunque recibió el juego perdido 1x2, lo entregó ganado 6x3 al séptimo episodio.

Erasmo relevó al abridor Blake Beavan, quien fue descifrado con tres carreras en tres innings por jonrones de Hunter Morris, y otro remolcador de dos de Khristopher Davis. El rivense entró en el cuarto y metió en cintura a la ofensiva de los Cerveceros. Ponchó a Caleb Gindl, le dio base a Morris y obligó a batear para doble play a Robinson Díaz con una rola a sus manos.

En el cierre de ese episodio, Seattle anotó una y empató el juego 2x2. Eso dejó en mejor posición a Erasmo, que reaccionó con otro inning sin carrera en el quinto a pesar de que con dos outs permitió un hit de Rickie Weeks, y cometió wild pitch, pero dominó a Davis en elevado al central. Antes había ponchado al primer bate, el japonés Norichika Aoki, y también dominó a Jean Segura en elevado al derecho. En el cierre del quinto, los Marineros anotaron cuatro veces, dos empujadas por cuadrangular de Michael Morse.

Ya con la pizarra 6x3, Ramírez lanzó perfecto el sexto, retirando en fila a Logan Schafer en elevado al central, Bobby Crospy falló al derecho y Caleb Gindl se tragó su segundo ponche ante el nica. Erasmo, sin embargo, fue privado de la posibilidad de acreditarse su segunda victoria del Spring Training cuando Milwaukee anotó tres en el séptimo ante el relevista Josh Kinney.

Pero el derecho mantuvo su dominio en su tercera aparición con los Marineros. Llegó a seis episodios sin permitir carreras, con cuatro imparables, llegó a cinco ponches y otorgó su primera base por bola. Mantuvo su impecable efectividad de 0.00.