•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las atajadas de Diego López, sobre todo en el primer tiempo, mantuvieron en cero al Celta, hasta que Cristiano Ronaldo quebró el hielo con un remate tomando un desvío en el área chica a los 61 minutos, empujando al Real Madrid hacia una trabajosa pero merecida victoria por 2-1, en la continuación de la Liga Española, jefeada cómodamente por el Barcelona, que el sábado, sin brillar, doblegó 2-0 al colista Deportivo, con Messi alargando a 17 su racha de juegos marcando goles, estableciendo una marca.

Iago Aspas del Celta, borró el gol de Cristiano estableciendo el 1-1 apenas dos minutos después, enderezando un centro que rebotó en Pepe y sacó de foco a Diego, pero un penal cometido por el arquero Javi Varas sobre entrada de Kaká por la izquierda, fue ejecutado con potencia y seguridad por Cristiano a los 72, sellando la pizarra. El coreano Park, tuvo una oportunidad dorada para forzar el empate 2-2, pero su cabezazo se estrelló en el horizontal.

La impresión que está provocando Diego López como reemplazo del lesionado Iker Casillas, no solo lo está convirtiendo en un retador del “Intocable”, algo impensable antes de ver lo que López ha sido capaz de hacer con regularidad, sino que le podría abrir espacio en futuras convocatorias.

Mientras grandes contrataciones del Madrid han tardado en convencer, y algunas han naufragado, Diego llegó directamente a funcionar en su más alto nivel, en un momento de imperiosa necesidad para el Madrid tanto en la Copa del Rey como en la Champions, título que busca con desesperación, aunque ya lo ha ganado nueve veces.

La garantía del portón cerrado, proporciona tranquilidad al Madrid contribuyendo a la solidez de su juego, cuando espera por el rival que le corresponda en los cuartos de final.