•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Es triste, muy triste cuando el atleta se siente desprotegido, sin el respaldo lógico de las autoridades del deporte que practica. En Nicaragua desde hace varios años, las distintas federaciones nacionales reciben un presupuesto estatal para masificar, desarrollar, organizar torneos y apoyar a sus jugadores, sin embargo, parece que existen sus excepciones.

Ayer los integrantes de la Selección Nacional de Sóftbol masculino de Bola Rápida, que se adjudicó la medalla de bronce en los Juegos Centroamericanos de San José, Costa Rica, elevaron su enérgica protesta por el descuido y nulo aporte que recibieron de la Federación Nicaragüense de Sóftbol (Fenisoft), que preside desde hace 26 años Roberto Espinoza. ¡Pobre deporte!

"No puede ser posible que esta situación siga así, nosotros los atletas nos sacrificamos por mantener vivo el deporte, hacemos un gran esfuerzo y dirigentes como Espinoza mantienen el sóftbol abandonado”, dijeron varios integrantes de la tropa pinolera.

La posición de los peloteros es valedera, para nadie es un secreto que el desempeño del actual presidente de la federación es paupérrima. Y aunque a nivel nacional la actividad de este deporte es constante, son las diferentes ligas y patrocinadores de la empresa privada las que se encargan de mantener el nivel desde el punto de vista recreativo.

"Qué lamentable fue haber batallado con todo en el terreno para buscar la medalla de bronce, y el presidente de la federación ni se apareció a felicitarnos; así no se hace deporte", declaró Exequiel Miranda.

El seleccionado entrenó con muchas limitantes, de hecho si no ha sido por el decidido apoyo de Marvin Somarriba, un entusiasta del sóftbol, de León, la participación no hubiera sido efectiva.

¿Y el presupuesto?

“Tenemos entendido que el Gobierno a través de Consejo Nacional del Deporte otorga un presupuesto a la federación, pero esta selección no recibió ni un córdoba de viático, solo el IND nos brindó su aporte", señaló Carlos Avilés.