•   Málaga, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Málaga, que derrotó 2-0 al FC Oporto en 'La Rosaleda' (ida: 0-1), y el Bayern Múnich, que perdió 0-2 ante el Arsenal en el Allianz Arena de la capital bávara (Ida: 3-1), clasificaron a cuartos de final de la 'Champions League' de fútbol, los españoles por primera vez.

El martes, el FC Barcelona y el Galatasaray turco lograron también sendas clasificaciones, mientras otros cuatro equipos lo consiguieron la semana pasada (París Saint-Germain, Juventus de Turín, Real Madid y Borussia Dortmund).

Isco abrió el marcador en el estadio malagueño de 'La Rosaleda' con un tiro de rosca (43) y, ya en la segunda parte, el paraguayo Roque Santa Cruz anotó de cabeza el segundo gol, que daba el pase a cuartos al equipo andaluz (77).

El Oporto, que llegaba a Málaga con la ventaja de su victoria 1-0 a la ida, salió al campo con fuerza, presionando al Málaga para evitar que el equipo del chileno Manuel Pellegrini pudiera hilvanar sus jugadas.

Éste dijo a la prensa: "jugamos un partido completo esta noche, después de haber jugado mal allá (en Oporto), pero hoy lo hicimos de manera inteligente y supimos controlar la crispación que nos provocaba el juego por el centro del Oporto, inclusive aunque sentimos su 'pressing' en el primer tiempo. El gol de Isco nos tranquilizó y supimos encontrar sus fallos".

Ambiente caldeado

Vitor Pereira, técnico del Oporto, dijo: "sabíamos que encontraríamos un ambiente muy caldeado y que el Málaga nos vendría a buscar arriba. Pero, la primera parte del partido fue equilibrada. No obstante, en el segundo tiempo dejamos al Málaga mostrarse más peligroso".

El equipo luso mantuvo el control del encuentro durante buena parte de los primeros 45 minutos, pero cerca ya del descanso, Isco sacó un disparo envenenado desde fuera del área ante el que nada pudo hacer el meta brasileño Helton en su estirada (43).

La primera mitad finalizó con la eliminatoria igualada, por lo que los hombres de Pellegrini y casi toda la tribuna comenzaban a soñar con la posibilidad de superar la eliminatoria.

Tras la vuelta del descanso, el Málaga se vio beneficiado por la expulsión por doble amonestación del belga del Oporto Steven Defour, lo que dejó en inferioridad numérica al equipo luso.

Desde ese momento, el Málaga puso cerco al área del Oporto, que renunció a la presión para intentar salir al contragolpe.

A falta de menos de un cuarto de hora para el final del encuentro, el paraguayo Roque Santa Cruz, que había entrado unos minutos antes por el brasileño Baptista, se elevó tras el saque de un córner para rematar la pelota de cabeza al fondo de las mallas del equipo portugués (77).

Al contragolpe

Con el 2-0 en el marcador, el Oporto siguió intentando llegar al contragolpe para marcar un tanto que le hubiera dado la vuelta a la eliminatoria, pero el marcador ya no se movió.

Por otra parte, a la ida en el Emirates Stadium londinense, los bávaros derrotaron a los 'Gunners' por un contundente 3-1. En eliminación directa los goles como visitante valen doble por lo que el balance es de 6-5 a favor de los alemanes, que contra lo previsto, pasaron 'raspando'.

Los goles de este miércoles fueron anotados por los franceses Olivier Giroud (3) y Laurent Koscielny (86).

Con la eliminación del Arsenal, en esta temporada por primera vez desde 1996 no habrá un equipo inglés en cuartos de la mayor competición continental de clubes.

El encuentro no pudo comenzar mejor para los dirigidos por el francés Arsène Wenger. Tras una muy buena combinación de ataque en la que participaron Theo Walcott y el checo Tomas Rosicky, tras pasarle el balón entre las piernas al brasileño Dante, llegó al corpulento francés Olivier Giroud, reciente fichaje de los "Gunners", quien fusiló desde muy cerca la valla del arquero Manuel Neuer.

Así finalizó el primer tiempo, pero en el segundo el Bayern se mostró más dominador.

Al rojo vivo

No obstante, faltando pocos minutos para el final (86), el Allianz Arena muniqués se puso al rojo vivo, cuando el defensa francés Laurent Koscielny ajustó el balón contra el palo izquierdo de Neuer y puso el 0-2 a favor de la visita.

Heynckes declaró: "esta noche nos pusieron un ojo negro. No contábamos con un gol en contra al comienzo del partido. Hay que analizar esta parte de manera crítica. Anotaron de entrada y eso era lo que querían hacer. Después mejoramos pero nos faltó realismo, no estábamos serenos como siempre".

Wenger, por su parte, señaló: "pasamos muy cerca (de la clasificación). Estoy muy orgulloso por el desempeño del equipo, pero la eliminatoria tiene 180 minutos y los primeros 90 los jugamos muy mal".

El equipo inglés, que veía en la Liga de Campeones su última oportunidad de evitar una octava temporada sin títulos (al estar sin chances en la Premier League y tras quedar eliminado de las dos Copas locales por equipos de inferior categoría), no tuvo opción ante un Bayern Múnich que arrasó en el primer duelo.

Arsenal era el último representante inglés que quedaba en la competición, tras la eliminación del Manchester United ante el Real Madrid la pasada semana.