•   Miami  |
  •  |
  •  |
  • Espndeportes.com

El emergente Erick Aybar remolcó la carrera decisiva en la novena entrada y República Dominicana derrotó el jueves 3x1 a Estados Unidos para avanzar a las semifinales del Clásico Mundial de Béisbol.

Con Nelson Cruz en tercera y un out, Aybar conectó un sencillo por el jardín derecho que produjo la segunda carrera dominicana y amarró la clasificación a la última ronda en San Francisco. El infielder después facturó la tercera con hit de José Reyes.

Estados Unidos y Puerto Rico se enfrentan el viernes por el último puesto en las semifinales.

El partido fue un clásico duelo monticular hasta que el taponero estadounidense Craig Kimbrel se desmoronó en la novena. Cruz lo recibió con un doble, Carlos Santana falló en rola al cuadro que avanzó al corredor, y Aybar bateó por Ricardo Nanita para llevarlo a la goma.

Kimbrel abanicó a Alejandro De Aza, pero Aybar se robó segunda y Reyes empalmó una línea al derecho que redondeó la pizarra. Fernando Rodney lanzó la novena y consiguió su cuarto rescate del torneo.

El abridor dominicano Samuel Deduno tuvo cierta dificultad para ubicar sus lanzamientos en el primer inning, pero después controló a la alineación estadounidense. Brandon Phillips, Joe Mauer y Giancarlo Stanton batearon sencillos y con dos outs, Eric Hosmer recibió boleto que produjo la carrera de caballito.

Dominicana no tardó en responder, y Hanley Ramírez empató en la segunda con un titánico jonrón por el jardín izquierdo frente al abridor norteamericano R.A. Dickey.

Deduno ponchó a siete y permitió cinco hits en cuatro entradas, mientras que Dickey admitió la misma cifra de inatrapables en cinco episodios, con cuatro abanicados y un pasaporte.

Los relevos fueron igualmente de efectivos y no dieron libertades. Kelvin Herrera (2), Octavio Dotel (1), Pedro Strop (1) y Rodney (1) sumaron cinco entradas perfectas por los dominicanos, mientras que los estadounidenses Luke Gregerson (1), Tim Collins (0.2) y Steve Cishnek (1.1) mantuvieron a raya los bates quisqueyanos hasta la novena.

Strop (3-0) consiguió su tercer triunfo del campeonato y Kimbrel (0-1) cargó con el revés.

Dominicana juega el sábado con el ganador de Estados Unidos-Puerto Rico para definir los puestos de la zona rumbo a las semifinales, donde esperan Holanda y Japón.

Los dominicanos perdieron las semifinales de 2006 ante Cuba, y en 2009 no pasaron de la primera ronda.

En pie de guerra

El timonel de Puerto Rico, Edwin Rodríguez, no tenía preferencia acerca de su rival en el III Clásico Mundial de Béisbol, de manera que enfrentar hoy a Estados Unidos es tomado con relativa calma, aunque ante ellos perdieron el pasado martes 7x1.

“Es un equipo muy fuerte, con gran ofensiva y buen pitcheo, pero hay que salir a jugarle con esta misma filosofía que hemos empleado hasta el momento, de ir paso a paso, jugada por jugada”, dijo Rodríguez.

Y hablando de ir paso a paso, Rodríguez se refirió a una polémica jugada que intentó frente a los europeos, que dio mucho que decir de su dimensión como estratega.

Para el partido de hoy el manager anunció al derecho Nelson Figueroa como abridor, tal como se esperaba.

“Nelson es un hombre que conoce a este equipo, un pitcher confiable que sabe cómo lanzarle, así que esperamos que nos dé un buen partido”.

Sobre Hiram Burgos, pitcher ganador de relevo ante Italia, dijo que lo utilizaría nuevamente, pero de una manera adecuada.

“Hiram ha sido siempre abridor y aquí lo estamos usando como relevista. Desde el principio decidimos no traerlo nunca en medio de un inning, pues acostumbrado como está a iniciar partidos, necesita de una preparación diferente. Así que si un inning se complica, el abridor o los otros relevistas tienen que buscar la manera de terminar ese inning y entonces Hiram abriría el próximo”, admite.

Burgos, lanzador de Ligas Menores con la organización de los Cerveceros de Milwaukee, trabajó 3.2 innings en blanco para llevarse la victoria que mantiene a Puerto Rico en el camino hacia San Francisco.