•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El defensa francés del Barcelona Eric Abidal volvió a jugar este sábado un partido oficial con su equipo casi un año después de que fuese sometido a un trasplante de hígado como consecuencia de un tumor.

El internacional francés, que se sometió a un trasplante el 10 de abril de 2012 en el Hospital Clinic de Barcelona, saltó al campo en el minuto 70 sustituyendo a Gerard Piqué, en el encuentro que el Barça disputó ante el Mallorca. El jugador fue recibido con una gran ovación en un Camp Nou que se puso en pie para darle la bienvenida.

Abidal, de 33 años, había disputado su último partido el 26 de febrero de 2012, un amistoso entre las selecciones de Francia y Alemania, antes de tener que ser trasplantado al reproducirse un tumor del que ya se había tratado un año antes.

Abidal: "Sin mi primo (donante), no estaría aquí"

El lateral ha dado las gracias a su primo, quien fue donante de parte de su hígado para realizar el trasplante, porque sin este gesto "yo no estaría hoy aquí".

Al finalizar el encuentro, Abidal señaló que la noche había sido especial para él "porque llevaba una año sin jugar", e inmediatamente agradeció el momento vivido a su primo, a quien dedicó su gesto con una camiseta que llevaba bajo la azulgrana con la leyenda: "Merci, mon cousin (Gracias primo)".

"Gracias a mi primo, porque sin él no estaría aquí. Es un momento único", ha señalado un emocionado Abidal, quien ha animado a toda la gente que se encuentra en una situación como la suya, y ha agradecido las muestras de cariño expresadas por "toda la gente, amigos y aficionados, pero sobre todo a mi primo. Y también a la gente que conocido en el hospital".

A los que están atravesando por una experiencia como la suya, con un trasplante de órgano vital, Abidal les ha dado ánimo y coraje "para luchar; no dejar de luchar porque siempre hay esperanza, y también la ayuda de dios y rezar, y recibir la ayuda de gente, porque sin ellos no podemos hacer nada".