•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua participará por segunda ocasión en la Copa Mundial de Fútbol Sala Brasil-2014 de los niños de la calle, que inicia el 27 de marzo del 2014, así lo dieron a conocer ayer en conferencia de prensa miembros de la junta directiva de Casa Alianza, institución que se encarga de albergar a jóvenes víctimas de abusos y violencia.

Esta iniciativa mundial empezó en Sudáfrica 2010, y Nicaragua realizó una excelente presentación, logrando el tercer lugar. Debido a ese resultado positivo, los organizadores decidieron escoger a nuestro país nuevamente, para que se sume a los otros 15 participantes, que son Brasil, Colombia, Ucrania, India, Pakistán, Indonesia, Filipinas, Burundi, Sudáfrica, Sierra Leona, Tanzania, Kenia, Marruecos, Egipto y Reino Unido.

Según la directora de Casa Alianza, María José Argüello, para este evento cuentan con el respaldo de Casa Alianza Inglaterra, la cual mantiene estrechos vínculos con la Street World Child Cup Foundation.

“Para este año se nos otorgó el derecho de llevar dos equipos, masculino y femenino. Serán 9 jugadores por club, y seleccionaremos niños de la Colonia Rubén Darío y los barrios Santo Domingo y 19 de Julio, además de algunos internos de nuestra institución”, comentó Argüello.

En la conferencia se presentaron dos vídeos promocionales del torneo, que tiene como lema “Más que un juego”, y el mensaje principal de los niños se resume en dos frases: “Yo soy alguien”, “Los niños que en la calle no son invisibles”, de manera que esta iniciativa viene a mejorar y cambiar la mentalidad de las personas que no tienen los recursos económicos, pero que eso no impide lograr los sueños.

“Llegué a Casa Alianza en 2009, era una niña malcriada que vivía en la calle y no le importaban los estudios. Viajar a la Copa Mundial de Sudáfrica 2010 me cambió la vida por completo. Además de jugar, compartimos con los otros países en talleres, cultura, baile. Ahora me siento valiosa, con deseos de superarme”, comentó Wendy Pérez, quien integró la selección del primer torneo cuando tenía 16 años.