Osman Rosales Cruz
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El filipino Nonito ‘Flash’ Donaire, 31 (20 KO)-1-0, está listo para hacer detonar sus mejores descargas en un rival habilidoso, que tiene como principal arma su rapidez de manos y piernas, el cubano Guillermo Rigondeaux, 11 (8 KO)-0-0, en un enfrentamiento que unificará los títulos supergallo (122 libras) AMB y OMB, en el Radio City Music Hall, de Nueva York.

No se necesita ser un erudito en el boxeo para colocar a Nonito como amplio favorito. El filipino tiene un golpeo sólido, mayor experiencia profesional y que no queda atrás en el aspecto velocidad.

La clave del asiático para obtener una victoria contundente será saber cerrar los laterales del antillano, si trabaja en ese sentido no creo que Rigondeaux cabalgue más allá del séptimo asalto.

El cubano tiene desde mi perspectiva una sola posibilidad de embolsarse el triunfo, y es por decisión. Para eso tendrá que meterse entre la defensa de Donaire para meter su rápido jab de derecha y tratar de hacer daño con su volado de izquierda.

Ciertamente que el cubano fue temible en el pugilismo aficionado, mismo que dominó en los años 2000 al 2006, pero este es otro nivel y deberá ser muy astuto y moverse con pinzas para provocar un impacto.

El cetro de la AMB que pertenece al cubano lo expondrá por quinta ocasión, su última víctima fue Roberto Marroquín, por decisión unánime. Mientras el filipino defenderá el OMB por cuarta oportunidad y viene de vapulear por KO en tres asaltos al azteca Jorge ‘Travieso’ Arce.

Ayer en el pesaje oficial Nonito marcó 121.6 libras, mientras Guillermo llegó en 121.5.